Arrestan a más sospechosos por ataque en Manchester

Por Associated Press miércoles 24 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MANCHESTER, Inglaterra— Fuerzas de seguridad arrestaron el miércoles a más sospechosos en relación a la mortífera explosión ocurrida afuera de la sede de un concierto en Manchester, y el gobierno británico envió soldados a resguardar monumentos nacionales para tratar de frustrar la posibilidad de otros ataques.

Las autoridades investigaron exhaustivamente los antecedentes del ciudadano británico de origen libio identificado como el autor del ataque suicida con explosivos, y dijeron que probablemente era parte de una red terrorista más amplia.

Se realizaron más arrestos tanto en Gran Bretaña como en Libia vinculados con el atentado que costó al menos 22 vidas y ocasionó heridas a decenas de personas más. Entre quienes fueron arrestados en Libia estuvieron el padre y el hermano menor del atacante. Este último confesó que conocía “todos los detalles” del plan de ataque, señalaron autoridades libias.

“Pienso que es muy claro que lo que estamos investigando es una red”, dijo Ian Hopkins, jefe de la policía de Manchester, mientras las autoridades realizaban redadas en propiedades en Gran Bretaña que se cree están vinculadas a Salman Abedi, el joven de 22 años sospechoso del atentado, quien creció en Manchester y murió en el ataque.

Amber Rudd, secretaria británica del Interior, dijo que Abedi “probablemente” no actuó solo en el ataque perpetrado la noche del lunes cuando había terminado el concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, y señaló que él era conocido “en cierto grado” por las fuerzas de seguridad. Mientras tanto, investigaban los posibles viajes del presunto atacante en busca de pistas hacia nuevas amenazas.

Funcionarios de gobierno dijeron que fueron desplegados casi 1.000 soldados al Palacio de Buckingham, al edificio del Parlamento y a otros sitios importantes en el país. El gobierno británico elevó el martes el nivel de alerta terrorista a “crítico”, el más alto, debido a la posibilidad de otro ataque.

Gerard Collomb, ministro francés del Interior, dijo que se cree que Abedi viajó a Siria y que tenía vínculos “probados” al grupo Estado Islámico, el cual se atribuyó la responsabilidad del ataque. Los funcionarios británicos, sin embargo, no han comentado sobre si Abedi tenía vínculos con el EI u otros grupos extremistas.

Las autoridades británicas estaban indagando si Abedi tenía vínculos con otras células en Europa y el norte de África, según dos funcionarios con conocimiento del caso que solicitaron no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar sobre la investigación en curso.

Señalaron que una línea de investigación involucra determinar si Abedi pudo haber sido parte de una célula terrorista más grande que incluía a Mohamed Abrini, conocido como “el hombre del gorro”, con conexiones a los ataques de Bruselas y París. Abrini visitó Manchester en 2015.

El miércoles se realizaron siete arrestos adicionales en Gran Bretaña mientras la investigación se extendía a Libia, donde fueron aprehendidos, en Trípoli, el padre de Abedi y su hermano de 18 años. Antes de ser detenido, el padre, Ramadan Abedi, negó que su hijo tuviera vínculos con milicianos, en una entrevista con The Associated Press. “Nosotros no creemos en matar inocentes”, agregó.