Arranca la campaña para las elecciones presidenciales rusas de marzo de 2018

Por EFE lunes 18 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- La campaña electoral para las presidenciales rusas de marzo de 2018 dio comienzo hoy oficialmente, con el actual mandatario, Vladímir Putin -que aspira a un cuarto mandato en el Kremlin-, como indiscutible favorito.

“Conecten, por favor, el cronómetro para dar comienzo a la cuenta atrás”, señaló la presidenta de la Comisión Electoral Central (CEC), Ela Panfílova, antes de anunciarse el inicio de la campaña para las elecciones, convocadas para el 18 de marzo.

Además de Putin, de cuya victoria nadie duda y a quien las últimas encuestas otorgan un 75 % de intención de voto entre los ciudadanos que tienen decidido acudir a las urnas, pretenden concurrir otras dos docenas de candidatos, ninguno con posibilidades reales de llegar a la presidencia de Rusia.

Por un lado, tres veteranos políticos rusos en activo desde la caída de la URSS: el comunista Guennadi Ziugánov, el liberal Grigori Yavlinski y el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski, volverán a presentarse como es tradición en casi todas las citas electorales.

Además, la candidata sorpresa de estos comicios, la periodista televisiva Ksenia Sobchak, que se ha convertido también en la estrella de la precampaña.

Hija del que fuera alcalde de San Petersburgo, Anatoli Sobchak, mentor político de Putin, las encuestas le dan una intención de voto del 10 %, pero también un índice de desaprobación superior al 50 %.

Con el lema “contra todos”, Sobchak interpeló el pasado día 14 al presidente ruso en su tradicional conferencia de prensa de fin de año por qué se ponen trabas a la campaña electoral de opositores, como es el caso de Alexéi Navalni, el más popular de los candidatos potenciales después de Putin.

El bloguero y director de la ONG Fondo Anticorrupción está inhabilitado para presentarse a los comicios por tener antecedentes penales -tras una sentencia por malversación que él atribuye a razones políticas-, aunque no ha tirado la toalla.

“Hoy empieza la campaña electoral. Felicidades a todos”, escribió Navalni en su blog, donde también subrayó que con la ley electoral en la mano “está definitivamente claro que tengo derecho a presentarme a las elecciones”.

Por ello, ha convocado para el 24 de diciembre una veintena de asambleas con electores con el fin de lograr un grupo de “500 personas que me nominen”, como marca la ley electoral.

También expresaron su intención de presentar sus candidaturas a las elecciones otras dos mujeres, las periodistas, como Sobchak, Ekaterina Gordon y Larisa Renar.

Tal como anunció hoy la CEC, los aspirantes a la jefatura del Estado podrán presentar la documentación necesaria para inscribirse entre el 27 de diciembre y el 31 de enero.

Pero solo los cuatro partidos políticos con representación parlamentaria pueden inscribir a su candidato sin necesidad de recolectar firmas.

El resto necesitan, además de la preceptiva documentación, al menos 100.000 firmas para solicitar la inscripción de sus candidatos.

En cuanto a los independientes, deben presentar a la autoridad electoral un mínimo de 300.000 firmas.

Es el caso de Putin, que en su última conferencia de prensa anunció que se presentará como independiente, lo que se interpreta como el deseo de distanciarse del partido gubernamental Rusia Unida, cuyo líder, el primer ministro, Dmitri Medvédev, es el blanco de graves acusaciones de corrupción por parte de la oposición.

Coincidiendo con el arranque hoy de la campaña, en las calles de Moscú aparecieron los primeros carteles para las elecciones, con la bandera tricolor rusa y simplemente con la fecha marzo18, al coincidir el día del mes con el del año.

No es la única coincidencia, ya que la fecha del 18 de marzo fue elegida por cumplirse cuatro años de la anexión de Crimea, dos días después de que se celebrara en esa península ucraniana bañada por el mar Negro un referéndum no reconocido ni por Kiev ni por la comunidad internacional.

Si no hay un cataclismo, Putin renovará su mandato por otros seis años, con lo que en 2024 habrá completado casi un cuarto de siglo en el poder, desde que ganó las presidenciales por primera vez en el 2000.

Solo entre 2008 y 2012 hizo un paréntesis en la presidencia para ocupar cuatro años la jefatura del Gobierno.

 

Apple Store Google Play
Continuar