Arnaud: “Danilo promete cosas imposibles de cumplir por no estar aprobadas en presupuesto”

Por Carlos Luis Baron viernes 10 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santo Domingo.- El diputado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Wellington Arnaud, aseguró que el presidente Danilo Medina mintió en su discurso de Rendición de Cuentas el pasado 27 de Febrero, cuando dijo que para el desarrollo sostenible de las Cuencas Hidrográficas de la región Sur del país, se están invirtiendo casi 6,000 millones de pesos, pues según un informe, ese dinero ni siquiera está contemplado en el presupuesto general del Estado.

Arnaud reveló, conforme a la ley No. 690-16, de Presupuesto General del Estado para el 2017, que el programa de Manejo Descentralizado e Integrado de las Cuencas Hidrográficas solo dispone para todo el año de RD$45 millones, el Programa de Cobertura Boscosa, de RD$451 millones, el de Ordenación y Restauración de Ecosistemas Costero-Marinos dispone de 18 millones de pesos y el programa de canalización de cauces solo de 20 millones.

“Si sumamos esos montos tendremos un total de 534 millones de pesos para ser ejecutados en todo el año según la ley de Presupuesto, por lo que yo me pregunto ¿De dónde están saliendo los casi 6,000 millones de pesos que dice el Presidente se invierte en cuencas hidrográficas solo en el Sur del país?”, cuestionó Wellington Arnaud.

A pesar de ese engaño, Arnaud dijo no estar sorprendido ya que a su juicio es una costumbre que el Presidente prometa cosas que no puede cumplir “porque ni siquiera están contempladas en el Presupuesto”.

Según expresó un ejemplo de eso son las estancias infantiles, que prometió construiría 250 en el 2016, pero solo entregó 49, igualmente pasó con los hospitales, el Presidente prometió entregaría centros de salud en todo el país, “pero la gente sigue esperándolos”.

Arnaud también criticó que el Gobierno sólo haya invertido el 8% del presupuesto destinado para el mantenimiento y sostenibilidad del medio ambiente, pese a que este 2017 fue declarado por el presidente Danilo Medina Como "Año del Desarrollo Agroforestal".

Dijo que su denuncia está sustentada en el informe de fiscalización que realiza mensualmente sobre el cumplimiento o no de la ejecución de los Programas Prioritarios y Protegidos establecidos en la ley de Presupuesto para el 2017, en el que se destaca la baja inversión en el programa dePrevención y Control de Enfermedades producidas por Vectores, tales como, Zika, Dengue, Chikungunya.

Otro renglón descuidado, según el informe preparado por el diputado, son los programas llamados a prevenir, promover y educar en materia de salud los cuales recibieron durante los meses de enero y febrero la suma de RD$8.3 millones, para solo un 1.4% de ejecución.

En la Promoción y Control de Salud Materno Infantil, actividad fundamental para la prevención de los embarazos en adolescentes, apenas se ejecutaron 62 mil pesos, para un 0.06 % de lo presupuestado, algo que Aunaud calificó de insólito.

Otro programa con una pobre ejecución en relación a lo aprobado es el de “Vida o Muerte” por las consecuencias de no atención oportuna y adecuada como lo es la “Atención Integral de Personas Viviendo con VIH”, pues solo ha recibido un monto de RD$12.6 millones, es decir, el 1.2 % de lo presupuestado.

Wellington Arnaud deploró que en materia de educación el Gobierno continúe con una política equivocada, al solo ejecutar en Atención a la Primera Infancia, compuesta por los niños en edades de cero a cinco años, solamente el 5% de un total de 2 mil 114 millones de pesos.

Otro programa prioritario con baja ejecución fue el de Atención Integral a Mujeres Víctimas de Violencia, el cual a pesar de disponer de RD$45 millones presupuestados, su ejecución no superó los RD$3 millones.

Vivir Tranquilo, del Ministerio de Interior y Policía, fue otro de los programas no importantizado, pues de un presupuesto de 654 millones de pesos solo ha ejecutado RD$74 millones, demostrándose con esto la falta de política coherente sobre prevención del crimen.

Arnaud entiende que la revisión efectuada a las partidas asignadas a cada programa según ministerio, le permite insistir en la necesidad de acentuar el nivel de fiscalización y monitoreo a esos recursos, tanto por parte de los órganos de control interno, en especial el Congreso Nacional en su rol fiscalizador, y las instituciones de la sociedad civil vinculadas con esas áreas.