Argentina defiende refuerzo de controles migratorios frente quejas de Bolivia

Por El Nuevo Diario Lunes 6 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BUENOS AIRES.- El Gobierno de Argentina defendió hoy los cambios en sus controles migratorios, destinados a evitar que entren en el país extranjeros con antecedentes penales, y cuestionó las quejas de Bolivia que consideraban que se trata de políticas discriminatorias que condenan la inmigración.

La ministra de Seguridad del Gobierno de Mauricio Macri, Patricia Bullrich, consideró este lunes que "hay un ruido de parte de Bolivia" que "no es consistente ni con sus decisiones políticas ni con sus leyes".

"Con Bolivia veníamos hablando mucho de la necesidad de trabajar el narcotráfico en ambas fronteras. Todo lo que entra sale. Es importante una colaboración de parte de ambas autoridades migratorias y de las fuerzas policiales para combatir el narcotráfico", remarcó la funcionaria en declaraciones a radio La Red.

Estas afirmaciones se dan el mismo día en que Bullrich se reunirá con una delegación boliviana encabezada por el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, y el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, llegada a Buenos Aires para conocer los detalles de los cambios en la ley de inmigración argentina y las condiciones de vida de los ciudadanos bolivianos en el país vecino.

Esta visita se produce luego de que a finales del pasado mes, el Ejecutivo argentino aprobase un decreto que modifica la ley migratoria con el fin de acelerar los procesos de deportación y prohibición de ingreso en el país de extranjeros que hayan cometido delitos graves.

La controversia se encendió cuando Bullrich vinculó en una entrevista el aumento del narcotráfico en Argentina con la inmigración de paraguayos, peruanos y bolivianos.

Tanto es así, que para justificar la visita a Buenos Aires de la delegación de su país, el presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo la pasada semana que sus compatriotas que viven en Argentina "no son delincuentes" ni "narcotraficantes", sino que realizan actividades productivas para mejorar su situación económica familiar y aportan al desarrollo del país vecino.

Bullrich remarcó hoy que la ley boliviana "es similar" a la argentina "pero tiene características menos positivas".

"En Argentina una persona, aún habiendo cometido un delito, tiene posibilidad de revisión judicial. En el caso de Bolivia no la hay, es solamente el poder administrador. Aquí tienen derecho a un abogado defensor, (pero) al no tener revisión judicial, en el caso boliviano no existe", añadió la ministra.

En este sentido, aseveró que "en el caso de Bolivia" hay un "distinto manejo de las personas en cuanto a su carácter".

"En Argentina cualquier persona que no es argentina tiene exactamente los mismos derechos y está en nuestra Constitución. En Bolivia una persona de origen extranjero no tiene una libertad de expresión plena, tiene ciertos límites por el hecho de ser extranjero", consideró.

Es así que si bien argumentó que la ley que rige en la materia en Argentina es "buena", "faltaba" el "detalle" de que "cuando tienen antecedentes, las personas no pueden entrar o deben salir de una manera expedita".

"Nosotros no lo estábamos teniendo en cuenta y es algo muy importante. Por eso Argentina tuvo enorme posibilidad de que crezca el delito de narcotráfico en los últimos años, no solamente con países fronterizos. Hemos tenido problemas con la mafia china, con algunos ciudadanos rusos… Estos temas se discuten porque hoy el delito es trasnacional", concluyó.