Arabia Saudí planea construir su primer complejo de ocio en el país

Por EFE jueves 3 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, RIAD.- Arabia Saudí planea construir su primer complejo de ocio en el país que incluirá atracciones, restaurantes y salas de cine en Riad, en su último movimiento de apertura al entretenimiento tras décadas de restricción en el reino ultraconservador.

La empresa Saudi Entertainment Ventures Company (SEVEN), que pertenece al fondo estatal saudí, ha anunciado la construcción del primer complejo que abarcará un espacio de 100.000 metros cuadrados y que se ubicará en la capital Riad, informaron hoy medios locales.

La compañía indicó que en este complejo, cuya fecha de inauguración aún no se ha fijado, los visitantes tendrán la oportunidad de ir a “restaurantes locales e internacionales”, así como a “salas de cine y zonas diseñadas para espectáculos en directo”.

Agregó que va a ser “un destino ideal de entretenimiento para el deporte y el paseo” en una superficie en la que se prevé que instalen zonas verdes para las actividades al aire libre.

Los diferentes medios de comunicación han mostrado el diseño del futuro complejo en el que incluye numerosas atracciones y salas de cine, sin ofrecer más detalles.

El fondo de inversión saudí fundó esta empresa con un capital de 10 billones de riales, el equivalente a 2.670 millones de dólares, dedicado exclusivamente al entretenimiento y prevé establecer 20 complejos de ocio de entretenimiento en diferentes ciudades del reino durante los próximos años.

Asimismo, estima que dichos proyectos contribuyan a servir a más de 50 millones de visitantes al año, así como ofrecer más de 22.000 puestos de trabajo directos.

La Autoridad de Entretenimiento fue creada en 2016 en el marco de los proyectos de apertura impulsados por la corona, que ha implicado tanto la concesión de algunos derechos a las mujeres, como la autorización de espectáculos.

Entre otras medidas, el ente de ocio ha impulsado la apertura de salas de cine, que estuvieron prohibidas desde los años ochenta, y ha permitido a las mujeres participar en espectáculos en vivo, con la excepción de conciertos de música.

Esta decisión de las autoridades se produce en el marco de la política de “apertura” adoptada por el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, desde que accedió al cargo, en junio de 2017, y con vista al año 2030, fecha en la que se enmarca su visión para diversificar la economía del país.

 

Anuncios