Apuntes sobre historia de la lengua española (2 de 6)

Por José Santana Guzmán viernes 19 de marzo, 2021

De pura lengua

En la entrega anterior de esta serie, ofrecí una breve y concisa panorámica sobre las diversas etapas por las que ha atravesado la lengua española para lograr su formación y posterior consolidación en este largo período. En este texto vamos a ver otros tópicos de amplia relevancia, los cuales nos servirán de mucha ayuda en la consecución de nuestra meta, que no es otra que la de adquirir los conocimientos básicos y necesarios para su comprensión y ulterior análisis y estudio.

A juicio de Benavides (2006) una lengua es el resultado de la evolución o mezcla de otras lenguas o pueblos. Por tanto, la lengua española no es la excepción, pues en su conformación intervinieron diversos pueblos y por supuesto, las lenguas que hablaban las poblaciones prerromanas primitivas, celtas, vascos, los iberos, los ligures, entre otros, asegura este destacado investigador.

Los romanos, dice el autor, invadieron a España en el año 218 a. C., los cuales hablaban latín y esta lengua, como cualquier otra moderna posee dos usos: uso culto y uso vulgar o popular. Asimismo, los pueblos primitivos aprendieron el latín y olvidaron sus lenguas. Sin embargo, el latín aprendido por los españoles era diferente al de los romanos, pues sufrió modificaciones y se llamó latín hispánico, y fue la lengua de casi toda la península, destaca.

Y continúa. Los bárbaros o germanos llegaron en el siglo V d. C. y aprendieron el latín hispánico, pero lo modificaron al introducirle nuevas palabras y lo convirtieron en romance hispánico.

Por otro lado, señala Benavides que, en el caso de los musulmanes o árabes, los cuales, al llegar en el siglo XIII a. C. dividieron a España en dos partes: los reinos cristianos en el norte y en el sur el reino musulmán. En el sur, afirma, se hablaba junto con el árabe el romance hispánico, porque entre los musulmanes vivían los mozárabes que eran cristianos sometidos; pero en el norte se siguió hablando solo el romance que siguió evolucionando hasta constituir el dialecto hispánico primitivo: el artur leonés, navarro aragonés, catalán, el gallego portugués y el castellano que fue el último en aparecer. Pero a partir del siglo XII, establece el autor, se extendió por todo el país y se impuso a los demás. Finaliza dejando claro que, en el siglo XV al expulsar el último grupo de moros que dominaban en Granada, el castellano se extendió hasta el último rincón. El árabe desaparece de España y el castellano pasa a ser la lengua nacional más hablada. Aunque hoy día existen otras lenguas como el catalán y el vasco que siempre se ha conservado, ahora con el castellano el español es la lengua oficial o más hablada en España. (Para saber más: Fundamentos de historia de la lengua española de Celso Benavides, 2006).

19/03/2021

Por José Santana-Guzmán

 

 

Comenta