Aprendiendo a relacionarnos

Por Lolita Suárez martes 14 de noviembre, 2017

La convivencia es una relación con otros seres humanos en un mismo entorno de una necesidad humana, social y afectiva. El ser humano es tan social que siempre necesitará de otro ser humano para relacionarse, y formará familias, amigos, sociedad, educación y trabajo.

Muchas somos las personas que colaboramos para contribuir que haya una convivencia sana, hoy vemos muchas personas afectadas socialmente y mentalmente por el medio en el que conviven, vemos personas con emociones tóxicas buscando ser amadas a cualquier precio, sin embargo, estar sano emocionalmente NO significa depender de otros para ser feliz.

Una persona que busca el reconocimiento de los demás a través de los bienes que posee, es una persona con emociones tóxicas que busca ser aceptada por los demás, buscando el valor en el exterior y sin darse el valor como persona que es. La convivencia con personas sanas siempre ayudan a construir una imagen robusta y afectuosa, positiva acompañándolas de palabras de automotivación.

El bullying es un problema social con incidentes graves en el comportamiento y convivencia, con maltratos físicos, verbales y emocionales, dañando a seres humanos desde su interior en todos los aspectos. Este no tiene ni edad, ni color, ni raza. La convivencia que lleves hoy en día y tu comportamiento será el espejo en el cual verás tus triunfos y realizaciones con una imagen de felicidad y plenitud.

Todos tenemos el derecho de llorar, reír y ser feliz, es un derecho con el que nacemos y es nuestro primer compromiso con nosotros mismos.

Tu familia, es el primer círculo fundamental para lograr un sano desarrollo cognitivo y mejorar tu autoestima, y tu salud. Dedícale tiempo a tus familiares y amigos haciendo siempre una actividad en común, una personalidad espontánea te hará sentirte libre y cercano entre ellos, celebrar el triunfo de cada uno de ellos como si fuera el tuyo, les hará fortalecer su convivencia y en los momentos difíciles nos lleva a tomar decisiones certeras en busca de un bien común.

Hay tres enemigos en la convivencia de los cuales debes estar muy atento porque suelen asomarse de manera muy sutiles:

La hostilidad.

La indiferencia.

La ira.

Estas te llevarán a un manejo negativo de tus emociones en tu convivencia. Te daré estas recomendaciones:

No discutas con quien quiere desestabilizarte.

Quien más discute, más carencias tiene.

Decir algo positivo, te hace prudente.

 

Aceptar con humildad tus errores, te hace gigante

Lolita Suárez.
Coach y Speaker Motivacional.
Facebook: Lolita Suarez Coach Oficial
Instagram: @lolitasuarezcoachoficial

 

Comenta