“Apolo 10 ½, una infancia espacial”: niñez acartonada

Por Yasser Medina sábado 7 de mayo, 2022

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – En una entrevista, Richard Linklater afirmó que tuvo la idea detrás de “Apolo 10 1/2: Una infancia espacial” hace casi 20 años. “Es un gran privilegio poder hacer una película que no solo recrea un momento en el tiempo, sino que también recrea imágenes de Houston a fines de los años 60”, dijo.

Su intención, desde el principio era concebirla como una película de acción real que capturara las memorias de su puericia cuando él era tan solo un niño inocente en el seno de una familia cuantiosa en el Houston de los sesenta, en pleno apogeo de la carrera espacial para llegar a la Luna. 

Sin embargo, en un episodio dado decidió optar por la técnica de animación de rotoscopia que había utilizado anteriormente en “Waking Life” (2001) y “A Scanner Darkly” (2006) con el propósito de aprovechar la naturaleza lúdica de la animación en movimiento. La rodó en los interiores de los estudios Troublemaker, de Robert Rodríguez, en Austin, Texas, realizando segmentos de imagen real de los actores frente a una pantalla verde que más tarde serían digitalizados en la postproducción para conseguir el efecto de animación deseado.

El trabajo de animación de rotos copiado es, en mi opinión, el punto más sólido que tiene esta película de Linklater que tiene ya cerca de un mes de haberse estrenado en la plataforma de streaming de Netflix. 

Pero por alguna razón, durante una hora y casi cuarenta minutos, me da la impresión de que no va a ningún sitio con ese ritmo que avanza accidentalmente, como un cohete a punto de estrellarse sobre la luna. 

Su viaje fantástico sobre la niñez es bienintencionado, pero órbita demasiado alrededor del satélite de los clichés de mayoría de edad y nunca se sale de la aburrida rutina de repetir la misma fórmula de nostalgia sobre la vida doméstica de los 60, a través de los ojos de un chaval que lo único que hace es imaginar que labora como astronauta para la NASA y, ocasionalmente, sentarse junto a su familia para ver programas de televisión de los sábados por la mañana.

La historia de la película se sitúa en 1969 y narra las ocurrencias de ese chiquillo que responde al nombre de Stanley (Milo Coy). Stanley es el menor de seis hermanos y vive con sus padres en una casa en un residencial de Space City en Houston, Texas, próximo al centro de lanzamiento de la NASA.

Si bien hay cierta honestidad en la manera en que Linklater esboza la fábula del muchacho texano que quiere ir a la Luna, a ratos tengo la sensación de que subordina demasiado la narrativa al marco referencial de cuota nostálgica, dejando a los personajes en una especie de inercia que siempre los mantiene en la superficie y que, dicho sea de paso, pocas veces se toma la molestia de profundizar en ellos más allá de las descripciones anodinas del guión: los estereotipos del niño y de su familia. Ellos están presentes, pero no hay un solo conflicto que eluda la indulgencia más calculada.

Desafortunadamente, ni siquiera la espléndida animación consigue mitigar un hastío que demoledoramente me quita toda clase de satisfacción por la historia del mocoso que viaja a la luna desde Houston sin ningún tipo de contrariedad, de manera muy limpia, con la pureza de un ángel candoroso tan claro como las nubes blanquecinas que nunca han probado el amargo sabor de la tormenta. 

La mezcla de fantasía de ciencia ficción, el drama de la mayoría de edad y las remembranzas personales sobre la infancia feliz da demasiadas vueltas alrededor de los mismos tópicos manoseados con aroma a nostalgia. 

No sé lo que estaba pensando Linklater para realizar su homenaje semi-autobiográfico, sumándose a la lista clónica de esos cineastas que en los últimos años han tenido la manía de hacerlo para cobrar un cheque de envidia, pero, a decir verdad, si estas son las reminiscencias de su niñez, me temo que son bastante aburridas.

Ficha técnica

Título original: Apollo 10 ½: A Space Age Childhood

Año: 2022

Duración: 1 hr 36 min

País: Estados Unidos

Director: Richard Linklater

Guión: Richard Linklater

Música: Shane F. Kelly

Fotografía: Greig Fraser

Reparto:  Zachary Levi, Jack Black, Glen Powell,

Calificación: 5/10

Apple Store Google Play
Continuar