Aplazamiento de elecciones constituyentes en Chile avanza en el Congreso

Por EFE martes 30 de marzo, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO DE CHILE.- Las comisiones unidas de Gobierno Interior y Constitución de la Cámara de Diputados de Chile aprobaron este martes la propuesta de aplazar a los próximos 15 y 16 de mayo las elecciones municipales, regionales y de los delegados que redactarán la nueva Constitución, previstas inicialmente para el 10 y 11 de abril, debido al agravamiento de la pandemia.

Por 24 votos a favor y uno en contra, los parlamentarios se mostraron de acuerdo con la postergación en términos generales y posteriormente debatieron alrededor de 50 indicaciones al proyecto, entre ellas la fecha a la que se posponen los comicios, que finalmente quedó concretada en los mismos días de mayo que propuso el Gobierno.

Este miércoles, el pleno de la Cámara de Diputados votará la iniciativa, que en caso de prosperar pasará posteriormente al Senado.

La propuesta para aplazar las elecciones emanó del Ejecutivo ante la fuerza con la que la segunda ola de la covid-19 está golpeando al país con el argumento de “proteger la salud y la vida” de los ciudadanos y “proteger la salud de la democracia” para asegurar “un proceso electoral democrático, participativo y seguro”.

La determinación de la nueva fecha considera que el proceso de vacunación contra la covid-19 se encontrará más avanzando, previendo un efecto positivo de la vacunación masiva.

De concretarse el aplazamiento de las elecciones, será la segunda modificación que sufren, pues ya a comienzos de este mes de marzo se fijó que se realicen en dos días y no solo en una jornada, como en un principio iban a ser (11 de abril), apuntando a evitar las aglomeraciones en los locales de votación debido a la extensión de las papeletas y cargos a elegir.

El Gobierno emprendió esta iniciativa tras escuchar al Consejo de Expertos del Ministerio de Salud y a la comunidad médica ante la escalada de contagios que vive desde finales de febrero debido a las vacaciones del verano austral, con varios récords de más de 7.000 contagios diarios en las últimas jornadas y la capacidad hospitalaria al borde del colapso.

La situación llevó a las autoridades a decretar nuevas cuarentenas totales que desde el pasado sábado afectan al 80 % de la la población del país y llegaron a abarcar al 97 % durante el pasado fin de semana, cuando entraron en esa situación los sectores que gozan de menos restricciones solo de lunes a viernes.

El país lleva a cabo en paralelo un exitoso proceso de vacunación con más de 6,4 millones de personas vacunadas, casi la mitad con las dos dosis, y un ritmo de inyecciones entre los punteros del mundo, aunque, según los expertos y las autoridades sanitarias, solo a partir de mediados de abril comenzará a verse el efecto de este proceso.