Ante los ataques a la persona de los miembros de la JCE 

Por Ramón Antonio Veras miércoles 4 de marzo, 2020

1.- La  dificultosa coyuntura que vive nuestro país en el orden económico, político, social, ético, moral e institucional, se le quiere lanzar encima a la persona de cada uno de los miembros de la Junta Central Electoral.

2.- Somos muchos los dominicanos y dominicanas que conocemos cuál ha  sido  el correcto proceder, las actuaciones  públicas  de la generalidad de los que dirigen el máximo organismo electoral. No hay razones valederas para poner en entredicho el historial de limpio accionar público  de quienes en momentos embrollados de la vida nacional  han demostrado  obrar con dignidad y decoro.

3.- Cualquier error  que cometan o puedan haber cometido las mujeres y los hombres al frente de la Junta Central Electoral, no debe ser aprovechado para deslustrar  su persona y trabajo en el seno de la sociedad dominicana. Lo mejor del país debe respetar a los ciudadanos y a las ciudadanas  que en el curso de su existencia han hecho, dentro de sus posibilidades, significativos aportes para crear aquí un ambiente democrático.

4.- No comparto en lo absoluto la ideología  sustentada por la mayoría de los diferentes miembros de la Junta Central Electoral, pero  mi condición de hombre libre no me permite sumarme  a las  críticas desenfrenadas  que hoy se lanzan  contra  conciudadanos que, hasta ahora, no se les ha comprobado inconducta alguna  en el ejercicio de sus actuales funciones, ni en pasadas gestiones desde distintos órganos del Estado dominicano donde han prestado sus servicios.

5.-  Todos aquellos que en este país creemos sinceramente  en la lucha de nuestro pueblo por un futuro mejor para las grandes mayorías nacionales, estamos en el deber de llevar la lucha política y social con altura, franqueza y limpieza,  y jamás sumarnos a las  voces que solamente  se levantan para lanzar palabras huecas e hirientes para fastidiar a sus adversarios de ocasión.

Por: Ramón Antonio Veras

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar