Ante el fallecimiento de Adriano Román

Por Ramón Antonio Veras jueves 27 de abril, 2017

Al cumplirse los 77 meses de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi, con relación a la salud del señor Adriano Román, escribí:

En lo que concierne al estado actual de salud de Adriano Román, Jordi ha sido el primero en decir que a pesar del inmenso daño que le ha causado a él y a toda la familia, su deseo es que se le prevalezca su vida e integridad para que, en especial, pueda cumplir con las dos sentencias de que se ha hecho merecedor por los crímenes cometidos en las personas de su ex esposa Miguelina Llaverías y el abogado de ésta, Jordi Veras.

Posteriormente, cuando se cumplieron los 81 meses de la acción criminal contra mi hijo expuse:

Por formación familiar e ideológica no estoy hecho para odiar, desdeñar, ni en forma alguna aborrecer a ningún ser humano, aunque contra mi haya ejecutado una acción despreciable. En mi corazón solo hay espacio para amar, estimar y el sentido de la solidaridad. Tener y expresar cariño a los demás me hace sentir bien.

Cuantas veces he sufrido por la maldad que me hace otra persona, reacciono indignado, me ofendo, pero no le guardo rencor, ni elaboro maquinaciones en su contra, la ignoro, me hago de cuenta que no existe. No pierdo mi tiempo pensando en que me lesionó; en lo adelante borro su figura y de mi mente se esfuma el agravio.

Hoy, ante la información de que Adriano Román, ha fallecido, me limito a decir que, en lo que a él respecta, con su muerte, para mi concluye un viacrucis procesal, me quedo sin ningún rencor. Que descanse en paz.

 

Apple Store Google Play
Continuar