Ante dos procesos electorales diferenciados

Por Víctor Manuel Peña martes 11 de febrero, 2020

De entrada hay que señalar que los resultados de las elecciones municipales ahora en Febrero no sobredeterminan o no condicionan los resultados de las elecciones presidenciales y congresuales convocadas para Mayo de este año.

Las elecciones presidenciales y congresuales de Mayo están muy claramente diferenciadas de las elecciones municipales de Febrero.

En cuanto a los resultados de las elecciones municipales a celebrarse el 16 de Febrero, es necesario subrayar que los mismos van a estar afectados por tres factores: El liderazgo en el municipio de cada candidato a alcalde o alcaldesa, el liderazgo del partido, entiéndase el liderazgo nacional del partido, y, sobre todo, el liderazgo del presidente del partido.

En cada municipio cuenta de entrada la fuerza del liderazgo de cada candidato a alcalde o alcaldesa, sus relaciones con la población del municipio, su programa municipal, su formación académico-política y, sobre todo, su inteligencia emocional para el proceso de comprensión y toma de decisiones desde la alcaldía.

En el programa municipal deben estar visualizados y contextualizados los principales problemas del municipio y de su comunidad, vistos en el contexto de las funciones que la Constitución y la ley le asignan al municipio.

Así el candidato a alcalde debe tener bien claro que su gestión no debe limitarse solo a recoger basura, atender los cementerios y los mercados públicos, sino que hay que incluir eso pero ir más allá: organizar el transporte y el tránsito en la comunidad, reparar calles, conservar y proteger las áreas verdes, drenaje sanitario, construcción de acueductos, construcción de espacios deportivos y culturales para el desarrollo de las artes y de los deportes y velar siempre por la seguridad pública y ciudadana de la comunidad.

En cuanto al problema de la basura, hay que eliminar ya los basureros a cielo abierto y proceder a ejecutar la idea del reciclaje o de la industrialización de la basura.

Los mercados públicos deben ser espacios para la vida, y no espacios para la contaminación y para la muerte. Conservar los cementerios limpios y evitar que los mismos sean nidos o presas de la delincuencia común.  Y al pensar en los cementerios estamos pensando en los muertos pero también en los vivos.

En otras palabras, los cementerios no deben ser un espacio para la degradación humana.

Aparte de la política para el desarrollo de las artes, hay que asumir como una tarea del ayuntamiento la construcción de bibliotecas en los barrios.  Recuerdo que fue en la pequeña biblioteca del ayuntamiento de Villa Altagracia donde comencé y desarrollé el amor y el interés por la lectura.

El ayuntamiento debe ser un permanente guardián del orden y de la paz pública y de la salud mental de la población en la comunidad: El alcalde es el jefe o la jefe político del municipio

En fin, todo lo que hace un ayuntamiento tiene que ser y debe ser para el desarrollo de la vida en la comunidad, no para el desarrollo de la muerte!

Lo que significa que el ayuntamiento, en la asunción de su rol político, social y comunitario, tiene que trascender con mucho a su mera función recaudadora: Recibir el 10% del presupuesto nacional y cobrar arbitrios

Pero también hay que enfrentar con denodada energía y firmeza el problema de la corrupción en el ayuntamiento o en los ayuntamientos.

Las elecciones municipales tienen que ver con la conquista del poder local, en tanto que las presidenciales y congresuales tienen que ver con la conquista del poder de la nación y todo lo que ello implica en términos de las funciones de un Estado.

Las elecciones presidenciales en una nación son una realidad mucho más compleja y complicada y un problema de mucho más difícil solución que requiere estrategias y tácticas más complejas, de más horas de vuelo en materia de inteligencia efectiva y emocional, de una maquinaria política y electoral bien entrenada, de una aguda política comunicacional, propagandística y publicitaria y de un amplio presupuesto.

Un partido puede no sacar la mayoría de los alcaldes, de regidores y de los directores de distritos, pero eso no significa que el candidato a la Presidencia de la República por ese partido tiene perdidas de antemano las elecciones presidenciales.

Las elecciones presidenciales son otra realidad que se desarrollan en otro contexto.

La campaña presidencial y congresual de cara a las elecciones de Mayo ha de comenzar inmediatamente concluyan las votaciones municipales del próximo domingo 16 de Febrero.

Una vez iniciada la campaña presidencial, y en medio de ella, sí podrán hacerse mediciones de las preferencias de la población, y sobre todo, de la población respecto de los diferentes candidatos a la Presidencia de la República.

Las mediciones que hicieron las firmas encuestadoras de los candidatos a la Presidencia, en medio de la campaña municipal, prácticamente carecieron de objeto, porque en medio de una campaña municipal lo que procede, por ser lo más lógico, es medir las preferencias de los diferentes candidatos a alcaldes o alcaldesas en los municipios más importantes.

Las mediciones de los candidatos a la Presidencia que se hicieron, la mayoría de ellas hechas por firmas encuestadoras contratadas por el gobierno, daban a Leonel por debajo del candidato del viejo partido, cosa, diablura o invento que ninguna gente del pueblo con sentido común ni aceptó, ni aprobó ni validó nunca.

Ahora con Leonel, único gigante de la política, tirado a las calles, recorriendo pueblos, ciudades y montañas, con un discurso y una publicidad bien estructurados, concatenados y orquestados en el marco de una estrategia felinamente invencible, es que se va a saber quien es quien en la política dominicana.

Leonel, el padre de la modernidad física e institucional de la República por antonomasia, es imparable e imbatible.

En las primeras mediciones que hagan las firmas encuestadoras serias, no las manipuladas por el Palacio, Leonel estará compitiendo de tú a tú con el candidato del PRM, y ya en las tres semanas antes de las elecciones del domingo 17 de Mayo Leonel estará puntero para ganar las elecciones en primera vuelta.

De todas maneras, bajo cualquier circunstancia y en cualquier escenario, los danilistas tienen que ir recogiendo sus maletas porque e´ pa´ fuera que van en Agosto de este año.

Y lo que más les conviene al pueblo y a las bases del PLD es que Leonel vuelva a ser presidente del país a partir del 16 de Agosto.

La alianza de acero, encabezada por el Partido Fuerza del Pueblo, que lleva a Leonel como candidato a la Presidencia de la República es inderrotable.

 

Autor: Dr. Víctor Manuel Peña

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar