Ansiedad pre San Valentín

Por María V. Báez martes 7 de febrero, 2017

A muchas personas les invade una gran ansiedad desde mediadosdel mes de enero, cuando comienzan a “romperse” las cabezas por el simple hechode aproximarse el conocido día de San Valentín.

Llegado el mes de febrero inician los planes de “qué voya regalar” o “qué me irán a regalar”?

El 14 de febrero de cada año se celebra el día del Amor y laAmistad, supuestamente. Digo supuestamente porque en lo que menos se piensa esen estos dos valores.

Esta fecha, como tantas otras, se ha convertido, con el pasarde los tiempos, en días meramente mercantiles, pues los únicos que salenganando son los comerciantes.

Los comercios se abarrotan de cupidos ocasionales que porpresión de la fecha, unos buscan nuevas conquistas y otros buscan “agradar” y“renovar votos” con sus parejas.

Deberíamos celebrar el amor y la amistad los 365 días del año,y no solamente a través de detalles materiales rimbombantes o no, sino a travésde detalles imperecederos como la búsqueda de Dios a través de demostracionesde amor, atención, comprensión, respeto e incentivos a nuestro prójimo.

Con tales detalles y muchos más, estoy segura que lograremoslevantar hogares, matrimonios y noviazgos de felicidad y calidad en unasociedad en franca decadencia y con carencia de los más importantes valores.

Quien quiere y ama no espera una fecha para manifestar lo quesiente.

El amor es algo más que chocolates, relojes, corazones,cenas, moteles, vinos, ropas y desayunos personalizados.

El verdadero significado del AMOR lo podemos encontrar en lassagradas escrituras, en 1ra. Corintios 13:4que dice: “El amor es paciente ymuestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúacon bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lomalo.

No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad.Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.

El amor nunca pasará.

 

 

 

Comenta