Ankara se las luce y acerca la paz entre Rusia y Ucrania 

Por Alfredo de la Cruz lunes 4 de abril, 2022

En la situación bélica que se desarrolla en Ucrania de alguna forma, este pasado martes 29 de marzo, se han visto las primeras señales de Rusia para tratar de buscar un acercamiento entre las partes. 

 

Señales que han tomado por sorpresa al mundo por lo alentadoras que resultan porque de repente se enciende una luz en la oscuridad y deja ver el final del túnel ya que Rusia emitió dos señales muy fuertes en la mesa de negociación en Estambul Turquía. 

 

Lo que se desprende de una publicación del Financial Times, que asegura haber accedido al borrador del alto el fuego sobre el que trabajan las delegaciones rusa y ucrania en Estambul 

 

Sucede que en Estambul están negociando las delegaciones de ambos países y Rusia mostró un optimismo de avanzar rápidamente hacia un tratado lo cual sería coronado con una cumbre entre Volodímir Zelenski y Vladimir Putin lo que iría antecedido de una reducción drástica de la actividad militar en los próximos días en Kiev y otros puntos claves de Ucrania de acuerdo a los términos que expresó la delegación rusa. 

 

Obviamente esto ha generado una expectativa muy grande porque hasta ahora no se habían dado señales tan fuertes en torno al avance hacia un tratado de paz, incluso utilizaron ese término. 

 

A grandes rasgos, lo que se ve es que ese tratado incluiría que Ucrania renunciaría a ingresar a la OTAN y a cambio va a demandar por escrito un compromiso ruso con la seguridad de Ucrania, un compromiso que sería garantizado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido). A los que se sumarían Turquía, Polonia, Alemania, Italia, Israel y Canadá. 

 

Sobre los territorios ocupados en este momento Donetsk y Lugansk a los cuales Rusia ya les reconoció el estatus de Estados independientes y sobre la península de Crimea el principio de acuerdo sería que se abrirá una negociación entre Kiev y Moscú qué duraría 15 años y en ese tiempo se llegaría a un acuerdo sobre el estatus definitivo de esos territorios. 

 

Hay que señalar que si esa va a ser la totalidad del acuerdo pues entonces Rusia estaría renunciando a Mariúpol y a todos los territorios con los que quería unir la región del Donbass con la Península de Crimea y si le era posible, llegar a Odesa y privar a Ucrania de salida al Mar Mediterráneo y al Mar de Azov, por lo que, de lograrse este acuerdo, sería un gran logro para Ucrania. 

 

Moscú podría haber renunciado también a algunas de sus exigencias iniciales a Ucrania, sobre todo en tres aspectos: la desmilitarización del país, la protección legal del ruso, donde el 30% de los ucranios tienen ese idioma como lengua materna y lo que Putin definía como “desnazificación”, el Financial Times, dice que Rusia podría estar dispuesta también incluso a aceptar que Ucrania ingrese en la Unión Europea. 

 

Incluso, Alexandr Fomin, viceministro de Defensa de Rusia anunció ese mismo martes, la decisión del gobierno ruso de reducir de forma “radical” la actividad militar en torno a la capital ucrania, Kiev, y la asediada ciudad de Chernígov, en el norte, tras las negociaciones celebradas en Estambul con la delegación ucrania. 

 

La pregunta entonces seria ¿Qué habrá forzado este cambio tan drástico en la posición rusa? 

 

Pienso que no sería la señal de que Ucrania renunciaría a ingresar a la OTAN porque eso lo está diciendo el presidente Zelenski. Desde hace varias semanas ha estado emitiendo esa señal. 

 

Yo pienso que Rusia empezó a ver de manera clara que le era imposible ocupar Kiev y está fracasando incluso en la ocupación de Járkov que es la segunda ciudad en importancia de Ucrania y que a diferencia de Kiev que está en el centro, es decir del lado occidental donde está la población pro europea de Ucrania.  

 

Járkov está en el este, muy cerquita de la frontera con Rusia y se habla mayoritariamente ruso en aquella ciudad, está del lado este donde está la población pro rusa y sin embargo está ofreciendo una resistencia muy tenaz que está impidiendo el ingreso de las tropas rusas. 

 

Aparentemente Rusia ha empezado a ver que le es imposible abarcar más allá de la región del Donbass y de la Península de Crimea mientras que Ucrania ha empezado a admitir que le va a ser imposible expulsar a Rusia de esos territorios que ha invadido. 

 

Aunque otras voces dicen que, Putin está haciendo el atraco del siglo, apoderándose de los recursos naturales del territorio oriental de Ucrania donde están situadas sus mayores riquezas, tanto de litio como de gas, mientras distrae la atención del mundo bombardeando Kiev y la ciudad de Chernígov cuando en realidad no tiene intención de ocuparlas, porque con el apoderamiento de sus recursos naturales, al privar a Ucrania de estos la doblega más y a la vez indirectamente castiga a la Unión Europea y a todo Occidente por el apoyo brindado a Ucrania, pues tendrán que pagar un alto precio por la reconstrucción y para revivir la economía de Ucrania.  

  

No hay que exagerar de optimistas, pero tampoco se puede dejar pasar cualquier oportunidad para la paz. Hay una luz encendida que deja ver el final del túnel ahora veamos si se mantiene encendida. 

 

Por lo pronto, desde el Pentágono dijeron que, las tropas rusas no se están retirando de Kiev ni ninguna otra ciudad con el objetivo de salir de Ucrania, sino para reubicarse en otras zonas del país como la región del Donbass, que pasó a ser oficialmente objetivo prioritario del Kremlin desde finales de la pasada semana. 

 

Por eso, el presidente Zelenski hizo un llamado este pasado miércoles a no bajar la guardia porque de momento solo hay palabras y nada concreto por lo que las fuerzas ucranianas observando cómo se reagrupan nuevas tropas rusas se preparan para potenciales envestidas de las fuerzas rusas en el área del Donbass. 

 

Pero, a pesar de todos los obstáculos, hemos de reconocer, el gran esfuerzo desplegado por Turquía, en las personas de su presidente, Recep Tayyip Erdoğan y su ministro de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu para lograr, este pasado martes, el progreso más significativo, desde el comienzo de las negociaciones. Enhorabuena para nuestra amiga, su excelencia Yeşim Kebapcıoğlu, embajadora de Turquía en República Dominicana. 

 

Porque pareciera ser que, el hecho de que las negociaciones se celebraran en Turquía y no en Bielorrusia, llenó de confianza a las partes, lo cual es muy importante, para avanzar a un alto el fuego lo antes posible, que lleve a Rusia y a Ucrania a una solución política permanente. 

 

Por Alfredo De la Cruz 

Comenta