Áñez carga contra sus principales rivales en las elecciones bolivianas

Por EFE jueves 27 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.- La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, cargó este jueves durante un acto oficial contra sus principales rivales en las próximas elecciones generales, previstas para octubre en el país.

La mandataria transitoria, que aspira a la Presidencia por la alianza Juntos, dedicó una buena parte de su discurso en la inauguración de un hospital en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, a atacar al expresidente Carlos Mesa, que postula por Comunidad Ciudadana, y al Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales.

Áñez tildó a Mesa de “indiferente” ante el conflicto vivido hace unas semanas en el país contra el aplazamiento de las elecciones y le acusó de haber hecho “críticas destructivas” en vez de ayudar.

A su juicio, Mesa “desaparece cuando hay problemas, eso significa no tener compromiso”, e instó a la gente a preguntarse si el expresidente “tendrá el valor en un futuro de enfrentar a esta gente violenta que sabotea”, en alusión a quienes convocaron a las protestas, de las que volvió a responsabilizar al MAS y a Evo Morales.

“Perder vidas por falta de oxígeno fue un acto perverso y criminal y eso fue lo que hizo Evo Morales, el MAS, perjudicar en un momento tan sensible”, sostuvo.

El Gobierno interino de Bolivia asegura que al menos cuarenta enfermos murieron por falta de oxígeno medicinal por falta de suministro debido a bloqueos de carreteras durante doce días seguidos de protestas a comienzos de este mes en contra del aplazamiento de los comicios de septiembre a octubre.

La gobernante interina manifestó que “frenar violentos como son los ‘masistas’, como es el incitador de Evo Morales, no es fácil”, porque “se necesita responsabilidad, coraje, valentía y compromiso con el país”, algo que ella aseguró tener.

El candidato del MAS, el exministro Luis Arce, y Carlos Mesa aventajan a Áñez en las encuestas preelectorales difundidas recientemente.

Cuando Evo Morales fue presidente fue criticado porque muchas veces los actos oficiales a los que asistía a diario, transmitidos en vivo por medios estatales, terminaban convirtiéndose en plataformas de campaña electoral, por sus mismos discursos o por las constantes manifestaciones de respaldo a su candidatura y un predominio de banderas del MAS.

Sus detractores denunciaron varias veces que Morales hacía uso de bienes del Estado para su campaña, sin que las entonces autoridades del organismo electoral se manifestaran.

El Tribunal Supremo Electoral ordenó hace unos días suspender la difusión de un anuncio televisivo de Áñez al considerar que “constituye propaganda electoral prohibida”, pues “no se limita a difundir una gestión gubernamental”.

Las elecciones generales en Bolivia se pospusieron dos veces por la pandemia de la COVID-19, primero del 3 de mayo al 6 de septiembre y luego al 18 de octubre.

Los comicios generales están pendientes desde la anulación de los celebrados en octubre pasado, en los que Morales fue declarado vencedor entre denuncias de fraude a su favor, aún bajo investigación judicial.

Evo Morales anunció su renuncia denunciando que era forzado por un supuesto golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras, para privarlo de su cuarta victoria electoral consecutiva y sacarlo del poder tras casi catorce años al frente del país.

 

Apple Store Google Play
Continuar