Andrés Navarro: digna representación de un canciller

Por Jose Angel Bratini viernes 19 de agosto, 2016

“Las palabras hablan con los hechos”

La representación política de un país está en el cuerpo diplomático, sobre todo en el canciller que encabeza y dirige esa misión a nivel internacional. La política de un país o nación esta dirigida básicamente por su presidente, pero es el Ministro de Relaciones Exteriores la voz que lo representa a todos los niveles.

El gobierno del Lic. Danilo Medina, al igual que la República Dominicana durante el cuatrienio pasado, pasó por mucha encrucijada a nivel nacional e internacional, pero gracias a la buena política y gestión de conducción adjunto al trabajo del día a día desarrollado por el Ministro de Relaciones Exteriores el pías salió airoso, aun cuando muchos apostaban al fracaso.

Hoy podemos decir a alta voz que el ex ministro o ex canciller Arq. Andrés Navarro pudo salir por la puerta grande, logrando con éxito los que otros en largo tiempo y con doctorado en diplomacia y política no pudieron lograr. Navarro un aprendiz de la diplomacia con su inteligencia, paciencia, sabiduría, voluntad, trabajo y perseverancia pudo en playa extranjera revertir el huracán de pretensiones negativas e impositivas que tenían grandes, poderosas y pequeñas naciones en contra de la República Dominicana.

Andrés Navarro fue uno de los pocos funcionarios que goza en el país de una valorización de gestión por encima del 80% tanto a nivel nacional como internacional por su trabajo y sus buenas relaciones con los demás. Navarro siguió en cuerpo y alma la línea del Presidente Danilo Medina y los principios de Juan Bosch, reconociendo el derecho ajeno, poniendo en alto el pensamiento de Benito Juárez, pero al mismo tiempo luchando y arrebatando nuestros derechos como nación, como dijo José Martí, “los derechos no se mendigan, se arrebatan”.

La grandeza de su gestión estuvo basada en la voluntad de hacer un trabajo leal, serio, coherente, decente, objetivo, transparente y con una humildad que transformaba el mal por el bien, como debe de ser el trabajo de todo funcionario público en nuestro universo. La verdad es que no hay un ministro de relaciones exteriores o canciller de un país del mundo que no reconozca o hable bien de Andrés Navarro, porque se supo ganar el cariño y aprecio por su buena ejecutoria en sus funciones como Ministro de Relaciones Exteriores.

De igual manera nuestro país creció en el transcurrir de su gestión porque se trataron caso que durante la existencia de la República nunca, ningún Presidente o Canciller los trataron, en cambio en este cuatrienio se trataron y se le puso el punto a la i con relación a casos que diplomáticamente se le tenía temor de tratarse en organismo internacionales como la ONU, OEA y/o en la Unión Europea por los intereses a favor que algunos países poderosos tenían con otras naciones.

Ahora la antorcha se le a traspasado al Ing. Miguel Vargas Maldonado, nuevo Ministro de Relaciones Exteriores el cual tendrá la responsabilidad de marca país en materia de política internacional de la República Dominicana, como político tiene una gran responsabilidad de darle continuidad a una gestión exitosa de su antecesor y en sus manos está el seguir desarrollando una política exitosa en el mundo diplomático representando al presidente Lic. Medina y al país.

El Arq. Andrés Navarro realizó grandes aportes en el mundo de la diplomacia a favor de nuestro país, por lo que la población entiende que ha perdido en la cancillería un humilde hombre que se hizo diplomático a la carrera. Seguiremos ganado en educación, porque ahora esta en la escuela de la primaria y secundaria, si aplica la metodología de trabajo que aplicó en Cancillería, aquí solamente gana la educación y el país, luego tendré que decir que es un educador de carrera. “El principio de la educación es predicar con el ejemplo”, Anne Robert Jacques Turgot.

Señor Ministro de Educación, espero que usted siga al pie de las letras los principios de su maestro, mi maestro, quien dijo “Hay que educar al hombre para que respete las leyes. Sin leyes no hay sociedad humana, y las leyes sólo tienen valor si cada persona las acepta y las respeta y las hace respetar”, J Bosch, pienso que si comenzamos a enseñarle a nuestros niños los valores humanos como decía don Juan, para tener una sociedad más humana, justa y respetuosa.

Sin duda este será unos de los eslogan del presente Ministro de Educación Andrés Navarro, “La creación de la consciencia moral es el fin último de la evolución social. Lo que persigue el hombre es lo bueno. Lo bello, lo útil, lo justo y lo verdadero están dirigidos al establecimiento de una sociedad en que la consciencia social esté tan educada y evolucionada, que la bondad sea un principio naturalmente ejercido por todos”, Juan Bosch. Felicidades y suerte Ministro de Educación Arq. Andrés Navarro!!!

Por: Amín Cruz