Amor en los tiempos de Maluma

Por Iván Alcántara miércoles 12 de julio, 2017

Pensaba dedicar una canción y me di cuenta que quedan ya pocas opciones. Así que me motivé a escribir este artículo, el cual para leerlo es necesario haber escuchado por lo menos una canción de Maluma, a quien utilizaré para representar un fenómeno actual y no necesariamente para referirme a él en particular. Si no conoces ninguna de sus canciones — por favor dime cómo lo has logrado porque a mí me lo suenan hasta en la fila del banco — pueden buscar su más reciente pieza “Felices los 4” que le ha dado la vuelta al mundo y más allá (en tan solo dos meses el video lleva más de 594,646,482 reproducciones en Youtube).

Pegajoso, ¿no? Ahora que todos conocemos al personaje — un tipo joven, aparente, medio playboy, con letras muy picantes y reprobado en “moral y cívica” — quiero empezar a desarrollar mi idea. Importante aclarar que no pretendo arremeter contra el artista, pienso que tiene talento (en realidad puede cantar) y encontró un nicho del cual vivir, por lo tanto eso hace. Antes bien debería empezar por criticarme a mí mismo y a toda mi generación por conformar ese nicho.

Creo fielmente que la música es un arte, un regalo, una herramienta que nos permite expresar nuestros sentimientos, nuestra realidad, nuestras vivencias. Mi intención con este escrito es simple y llanamente intentar pasarle un electroshock a ese romanticismo que se nos ha ido de las manos, que ya no existe en los planes de conquista a una chica… que perdimos tal vez en alguna intención de “menearlo” despacito al compás de un reggaetón.

El nombre de este artículo es porque así titulé este triste poema que leerán a continuación, el cual escribí apoyado de letras imborrables de grandes exponentes de la música, que a lo largo de los años hemos escuchado y que han marcado de algún modo nuestra forma de ver y sentir el amor. Con esto le digo oficialmente adiós a la era cursi del sentimiento a la que una vez pertenecimos y a la que hoy le damos la espalda.

 

“AMOR EN LOS TIEMPOS DE MALUMA”

 

El reloj marcó las horas hasta que me enloqueció
He llorado tristemente la perfidia de tu amor
Contigo a la distancia quedé yo
Hoy que estás a varios cientos de kilómetros.

 

En el tiempo que duró nuestro amor
Me llevaste a la cima del cielo
Eras tú como el agua de mi fuente
Qué lástima, me dediqué a perderte.

 

Llevo un ligero equipaje para este largo viaje
Si hay algo que quiero eres tú, Perdóname.
Sigo en la carretera buscándote
Pues con el corazón partío me quedé esta vez.

 

Ay ay ay ay amor…
Qué triste fue decirnos adiós
Si te he fallado te pido perdón
Trataré de ser un buen perdedor.

 

Pero aunque estés lejos te propongo que…
“Si con otro pasas el rato vamo’ a se’ feli’ vamo’ a se’ felí’ Felices los cuatro”.

 

Mientras tanto, “el romanticismo” nos pregunta a todos los “malumistas”: ¿Y cómo es él? ¿A qué dedica el tiempo libre? Es un ladrón que me ha robado todo.

PD: «No dejemos que muera el amor…»

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar