El amor ayuda a sonreír en soledad

Por Venecia Joaquín jueves 15 de febrero, 2018

El   Día del Amor fue institucionalizado para recordarnos  lo que debemos hacer todos los días del año. ¿Qué debemos hacer?  Buscar  en nuestro YO interior los sentimientos más hermosos y compartirlos con el prójimo;  demostrarle  que es  importante en nuestras vidas y darle el valioso regalo de afectos que serenen su espíritu. A mi juicio,  amar es actuar pensando en el bienestar de los demás. Es una magnifica forma de contribuir  a la paz familiar, al desarrollo armónico, equilibrado y humano de los pueblos.

Dar amor es una misión, cuyos mecanismos para alcanzarla están al alcance de todos, de ricos y pobres. Se pone de manifiesto en las actitudes y acciones más sencillas, en los gestos,  sonrisas,  miradas,    palabras,  sacrificios.

Sembrar y regar la semilla del amor    es el mejor aporte   para la sociedad.   El amor lleva implícito la generosidad, mueve a pensar en el bien común, en el desarrollo integral, en la felicidad.  No importa ser o no ser correspondido, el gozo es íntimo,  es auto regalarse.

Recordemos que el amor no solo fluye entre parejas, sino entre los pueblos. Es combatir el egoísmo, la ambición, la corrupción, la impunidad, es buscar  unidad,  respeto, bienestar general.

La fuerza, coraje y firmeza del amor da seguridad,  rompe barreras, no se acobarda, toca puertas para ayudar hasta a los enemigos. El amor pone puentes, no hay orgullo. Todo fluye. Darle amor a los que nos rechazan y odian, perdonarlos, comprender sus vacíos, tristezas,  resulta ser una actitud tan sublime, que algunos infelices,  no entienden y se resisten a aceptar.

Solo Dios sabe la pena que siento por quienes cierran su corazón al amor; por los ambiciosos, que acaparan todo en medio de la miseria de la mayoría;  por quienes usan la violencia para demostrar poder;  por los que no comprenden  que en la vida estamos de paso, que es una y termina; por los que no entienden que  podemos disfrutar, dejando huellas hermosas; que la verdadera riqueza esta en la paz espiritual.

Son muchos los que por ignorancia, no dan amor. Se cierran a los afectos, se arropan con lo material   ¡se autodestruyen!

En el Día del Amor, vamos a pedirle a  Dios que nos libere del orgullo, de la ambición, de lo que sea una barrera para compartir con los demás. Vamos a pedirle ¡un baño  de amor!    para sonreír  en soledad.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar