Amnistía tacha de “farsa cruel” el juicio al abogado chino Wang Quanzhang

Por EFE miércoles 26 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, PEKÍN.- Amnistía Internacional (AI) tachó de “farsa cruel” el juicio al abogado chino especializado en casos de derechos humanos Wang Quanzhang, que comenzó hoy en la localidad nororiental china de Tianjin.

A través de un comunicado de prensa, la investigadora de AI especializada en China Doriane Lau aseguró que “este juicio (en el que se le acusa de ‘subversión contra el Estado’) es una farsa en la que se persigue a Wang Quanzhang solo por defender los derechos humanos de manera pacífica”.

Según Lau, el letrado “desapareció en un agujero negro durante tres años en los que solo las autoridades chinas conocían su suerte”.

La investigadora de AI denunció que “sin salvaguardas legales, incluido el acceso habitual a su abogado y su familia, (Wang) permanece en grave riesgo de ser torturado o sujeto a malos tratos”.

Por eso, AI pidió la liberación “inmediata e incondicional” de Wang, detenido por la Policía china el 3 de agosto de 2015 como parte de la “campaña 709”, iniciada en julio de 2015 por el régimen comunista contra bufetes especializados en casos de derechos humanos y que puso bajo arresto a unos 250 abogados y activistas.

Wang es uno de los pocos que todavía permanece en prisión.

Su familia solo tuvo noticias de su paradero en julio de este año, después de que un abogado de confianza les indicara que estaba vivo y bajo custodia en la ciudad de Tianjin.

Tanto familia como otros activistas y simpatizantes de Wang no pudieron acudir hoy a la vista inicial del juicio, ya que policías de paisano desviaron el tráfico y se dedicaron a desalojar a todo aquel que se acercó al tribunal de Tianjin donde se celebra.

Según el diario hongkonés South China Morning Post, periodistas, diplomáticos occidentales y familiares directos de Wang tenían el acceso vetado a la sala, y añadió que se desconoce si el juzgado emitirá un veredicto hoy.

La agencia de noticias taiwanesa CNA indicó que la justicia china acusa a Wang de conspirar con activistas extranjeros para promover la resistencia al Gobierno, publicar informes sobre la situación de derechos humanos del país asiático, incitar a la subversión a través de internet o diseminar de manera reiterada hechos tergiversados, entre otros cargos.

El día de Navidad, víspera del juicio, varias organizaciones no gubernamentales radicadas en Taiwán y Hong Kong emitieron un comunicado en el que señalaron que Pekín había violado el derecho de Wang a que se conociera su detención o el derecho a un juicio justo, además de haberse visto privado de acceso a una defensa legal adecuada.

Durante años, el abogado -que se encuentra en un delicado estado de salud- ha defendido en diversos casos a colectivos perseguidos por las autoridades chinas, desde miembros del grupo espiritual Falun Gong (prohibido en China desde 1999) hasta disidentes y activistas.

Este mes, el Consejo de Estado (el órgano ejecutivo) publicó un Libro Blanco sobre el avance en materia de derechos humanos en el país durante los 40 años de reforma y apertura en China, y en él defiende el desarrollo de éstos dentro de “un marco legal socialista con características chinas”.

 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar