Gobierno reconoce ausencia de autoridad en barrios es suplantada por narcotraficantes

Por El Nuevo Diario domingo 27 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, admitió este domingo que la ausencia por muchos años que ha tenido el Estado en los barrios de la capital y el interior del país, ha sido aprovechada y suplantada por los delincuentes, principalmente por narcotraficantes, para tomar esos espacios y cubrir las necesidades de sus pobladores.

Asimismo, reconoció que en el gran Santo Domingo existe una banda de criminales que se dedican a asesinar policías y militares con la con la finalidad de despojarlos de sus armas de reglamento.

Con respeto a los últimos crimenes, sobre todo en Santo Domingo Oeste, Amarante Baret dijo que las investigaciones que realiza la Policía están avanzadas, inclusive, se han producido apresamientos, pero de lo que se trata no es de resolver los casos, sino evitar que se cometan.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ AGENDA, el funcionario dijo que para evitar esa situación se requiere de un trabajo mancomunado en los barrios de la capital.

Agregó que en el Gran Santo Domingo, el Estado se fue retirando de los barrios, y ante el retiro de la autoridad esa ausencia la ha estado llenando los narcotraficantes.

“Yo sé que aquí hay bandas armadas que se dedican a matar policías y militares, no son los primeros en la zona de Los Alcarrizos que lamentablemente mueren en esas condiciones“, admitió.

Reconoció que los narcotraficantes en los barrios resuelven problemas, celebran cumpleaños, apadrinan actividades deportivas y festivas, y hasta compran el ataúd cuando muere una persona muy pobre.

“Esto ha provocado una situación, donde estos delincuentes en esos sectores captan a nuestros jóvenes, muchos de ellos sin esperanza en la vida, sin trabajo, sin educación, y entonces son víctimas de estos pandilleros“, explicó Amarante Baret.

Sostuvo que tanto para el presidente Danilo Medina, como de él en particular,  la seguridad ciudadana es una prioridad y por eso se trabaja en darle más poder al barrio y a sus fuerzas vivas que son las juntas de vecinos, iglesias, asociaciones culturales que trabajan en esos sectores.

“Ahora qué resulta, que durante tantos años las autoridades abandonaron el barrio, estas gentes que  trabajan en la labor social no quieren chocar, no quieren tener problemas con estos nuevos amos del barrio, porque además tienen temor y tampoco van a ir a la Policía a querellarse, porque uno de los problemas que ha conllevado abandonar el barrio, ha sido precisamente el tema de la confianza en la Policía“, detalló.

Dijo que desde el gobierno se está trabajando para que renazca la esperanza perdida de los ciudadanos y ciudadanas hacia la Policía Nacional, algo que no es fácil porque también hay agente de la uniformada que delinquen, y eso hace que el ciudadano con toda su razón le pierda la confianza.

“Sin embargo estamos avanzando, la Policía ahora está siendo sacudida por un proceso de transformación interna, la gente no lo percibe porque es un proceso que se da hacia adentro, y lo único que se ve es cuando el Consejo del Poder Policial ha sacado de sus filas o ha sancionado a una determinada cantidad de agentes por delinquir, por violar las normas éticas, o por no tener el comportamiento debido“,  acotó el alto funcionario.

Argumentó que el proceso de profesionalización y modernización a que está siendo sometida la Policía Nacional al mismo tiempo está acompañado de un proceso de separar a aquellos  que no cumplen con el sagrado deber que impone ese uniforme de autoridad policial.

 

Parturientas haitianas en RD

En otro aspecto, Amarante Baret puso en dudas que  parturientas haitianas estén viniendo en tours a dar a luz al país como denunció el director del Servicio Nacional de Salud, Nelson Rodríguez Monegro, o que RD esté convertida en un paritorio de indocumentadas del vecino país como reveló el presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaño Guzmán.

“Lo que yo dudo es que en los últimos meses, y sobre todo en el último año, dudo que estén llegando en tours aquí a la República Dominicana, muchas de esas mujeres que van a los hospitales aquí en la capital están aquí hace tiempo“, sentenció el ministro de Interior y Policía.

Agregó que lo que él ha visto y palpado, porque ha estado visitando la frontera recientemente, es que hay un control más efectivo y eficiente de las Fuerzas Armadas.

“De alguna manera esta llegada de parturientas indocumentadas yo sé que se está reduciendo, ahora bien hay un grupo que está regular en el país, que tiene derecho a ir a un hospital, y hay otras también que están irregular y no han sido detectadas y si van a un hospital no le van a negar el derecho a que el niño nazca en ese lugar“, argumentó.

Insistió en que él está seguro que se están fortaleciendo los controles y de que no está llegando esa cantidad de haitianos y haitianas en el último año.

“Al contrario, son ya más de 170 mil en el último año que han sido detenidos tanto en el Gran Santo Domingo, en Higüey, Moca, Santiago, Santiago Rodríguez, y naturalmente en toda la línea fronteriza, por el Cesfront y el Ejército Nacional.

Recordó que el tema de las parturientas se planteó a propósito de la suplantación de identidades, y que lógicamente eso está siendo investigado por la JCE y el Ministerio Público.

“Aquí las reglas están claras, si una haitiana, venezolana, rusa o árabe da a luz aquí en República Dominicana sin tener una residencia, su hijo se inscribe en el Libro de Extranjería“, recordó.

El ministro de Interior y Policía reafirmó que solamente aquellas mujeres que residen regularmente, o sea que son residente, sus hijos nacen con una categoría migratoria ya muy diferente a una persona que se encuentra en una condición de irregular.

Carlos Amarante Baret dijo que va a conversar con el director del SNS para sostener con él una conversación al respeto, aunque insistió en que está firmemente convencido de que ese número de parturientas que están entrando para dar a luz, eso se ha reducido.

Precisó que todos los filtros que tienen las autoridades en las diferentes carreteras que comunican desde la frontera hacia el interior del país se han reforzado, y es cada día mayor la cantidad de personas que están devolviendo, aunque de toda manera eso es algo que se debe investigar.

Denuncia sobre carnets

Con respeto a la denuncia de que hay un mercado de compra y venta de los carnets que se entregaron en el proceso de regularización, Amarante dijo que siempre hay falsificación de documentos, aunque no piensa que sea algo tan escandaloso en el sentido de la cantidad, aunque eso siempre preocupa.

Aclaró que de nada le sirve eso a los indocumentados que incurren en esa práctica, porque en los operativos de la Dirección de Migración, el personal tiene un lector que tiene codificado los datos y cuando se detecta que el documento no coincide con el que lo porta, inmediatamente es detenido, investigado y enviado a los tribunales.