Alza de productos afecta a la mayoría de la población

Por María Hernández

Los productos de primera necesidad han subido, de manera indetenible, en los últimos meses lo que ha llevado a muchas familias a tener que reducir la ingesta de alimentos una o dos veces al día en los hogares dominicanos.

Las causas son variables, pero, en sentido general, tienen que ver con las medidas restrictivas que se han tenido que tomar a nivel local y mundial las autoridades ante la pandemia del COVID-19, que en marzo 2021  cumplió un año.

Grandes naciones como Estados Unidos se han preparado para no dejar que su población padezca algún tipo de hambruna con grandes estímulos económicos a sus ciudadanos.

Chile, ya en tres oportunidades ha permitido que la población trabajadora tenga acceso al 10 por ciento de los fondos de pensiones, lo que ha significado un respiro para la población desempleada por el cierre de negocios y de instituciones públicas y privadas, que por la pandemia han tenido que dejar de operar.

Sin embargo, en la República Dominicana, en este mes de abril, cesaron todos los programas que proporcionaban ayuda a los afectados por la crisis económica que ha dejado el coronavirus, en el país, en todos los ámbitos.  

A partir  del mes  de mayo los beneficiarios del programa Quédate en Casa van a ser transferidos a “La Doble” del subsidio Supérate —que sustituye también  a Comer es Primero—, mientras el destino de los trabajadores suspendidos que reciben ayuda la  estatal por medio  del Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), en  lo que es su modalidad 1, será sometido a decisión en los próximos días.

La situación que afecta las economías de los dominicanos se refleja con solo salir a los lugares de expendios de productos alimenticios a comprar, lo que se ha convertido en un privilegio de unos pocos debido a la escalada alcista que mantienen los principales productos de la canasta básica.

De acuerdo datos publicados por el  Banco Central de la República Dominicana  para una familia promedio alimentarse debía tener en enero de 2021 unos  37,293.53, un 2.06% más que en el mes de octubre de 2020 cuando estaba en 36,540.61.

Dentro de los productos agropecuarios que mantienen aún precios asequibles se encuentran la tayota que se comercializa a 15.00 la libra, la berenjena a 16.00 pesos  la libra, los molondrones a 27.00 la libra, entre otros.

Mientras, las yautías, blanca y amarilla se venden a 64.00 pesos la libra, el ñame que se encuentra a 59.00 la libra,  los cuales se han convertido en productos de lujo. El limón persa a 54.00 la libra. Las chinas son un articulo solo para privilegiados con elevadísimos precios. El plátano verde a 15.00 pesos la unidad y los guineos verdes a 12.00 pesos la libra.

El arroz  super selecto que de acuerdo a Proconsumidor,  en el Mercado Nuevo y en el Merca Santo Domingo, debe venderse  entre 26 y 26.25 pesos, respectivamente  pero alcanza en los supermercados casi los 40 pesos la libra.

Las habichuelas yacomelo se venden a  63.25 y 65 en los mencionados mercados. La carne de res se comercializa  a 128.33 y 137.50 .La pierna de cerdo 90.00 y 95.75. El pollo a  65.00 la libra en esos mercados. El cartón de huevos 100.00 pesos .El aceite se vende a 224 el galón pequeño dependiendo del tipo de aceite que se prefiera.

En medio de tantas precariedades económicas por la que atraviesa la población, quizás una salida sería  la posibilidad de que los trabajadores activos y cancelados tengan la oportunidad de poder retirar, aunque sea, un 15 %  de los ahorros que han acumulado por años  en las AFP y que en la actualidad se debate un  proyecto en el Congreso Nacional mediante el cual se exige la devolución de un 30% del total que poseen los ahorrantes en sus cuentas.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar