Alternabilidad política para el 2020

Por Ebert Gómez Guillermo miércoles 22 de marzo, 2017

En el caso de la política dominicana y en cualquier caso, el poder desgasta. Esto ha sido evidente en quienes han trillado su paso. Quienes desconocieron esta premisa sufrieron las consecuencias, otros más sabios supieron retirarse a tiempo. Danilo Medina es gran estratega y político 24/7, por eso ha llegado donde está, pero sabe muy bien y reconoce verdad en lo que planteo.

 

Para las elecciones del 2012, encontrándose el Doctor Leonel Fernández en su tercer turno como presidente del país y habiendo realizado una brillante gestión en cada uno de sus periodos, supo entender y hubo de traspasar la antorcha al licenciado Danilo Medina Sánchez.

 

Ya para el año 2016, habiendo Danilo Medina impuesto un nuevo estilo en la forma de dirigir los destinos del país, Fernández intento volver a la candidatura presidencial, cosa que, obviamente no fue posible, por una razón elemental.

 

Fue precisamente la alta popularidad del Presidente Medina, debido a su nuevo estilo de gobernar, lo que impide el retorno de Leonel Fernández y permite la modificación a la constitución del 2010, para que Medina se vuelva a postular por cuatro años más y nunca más.

 

Ahora bien, entiendo que no sería conveniente para el Presidente Medina, ni para el PLD, ni para el país, un tercera repostulación de Medina a la presidencia de la República; no sólo por lo anteriormente planteado, también hay otras razones de mucho peso a tomar en cuenta.

 

Tampoco será favorable, ni para el PLD ni para el País, un posible retorno del ex presidente Fernández, aún cuente con un virtual apoyo de Medina. Fernández retornó en el 2004 hasta el 2012 y no cambió un ápice en sus maneras elitistas de gobernar, igualmente tiene su historia y su estilo de gobernar muy diferente al de Medina. Aún peor sería, un remoto regreso de Hipólito Mejía, por razones obvias y de edad también.

 

Por tanto, lo más conveniente para el PLD, para el país y para la gran gestión de gobierno que ha instituido y desarrollado el Presidente Medina es, precisamente que él elija, conjuntamente con el Comité Político y Comité Central, quien será su sucesor y continuador de su gran labor, a favor del país y sus grandes mayorías.

 

Por supuesto, también se necesita remover la maquinaria morada, renovando todas sus estructuras, de igual forma en los pueblos y provincias, permitiendo que las nuevas generaciones fluyan y tenga su oportunidad, por tanto tiempo pospuesta.

 

Este planteamiento es la salida más salomónica, primero para evitar el desgaste político del Presidente Medina y garantizar la unidad del PLD, segundo porque es la fórmula que, avalaría al país y dentro del país a las grandes mayorías, que son los más pobres, para no volver al pasado ni al retroceso histórico.

 

Dentro del Partido de la Liberación Dominicana sobran hombres y mujeres, con capacidades en abundancia para escoger, contribuyendo igualmente con la democracia interna y la alternabilidad del poder. Otra cosa será la aventura, el caos y el retroceso.

 

Apple Store Google Play
Continuar