Almeyda admite que al PLD le falta humildad para reconocer sus debilidades

Por El Nuevo Diario martes 28 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Para Franklin Almeyda, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), esa organización presenta inconvenientes que deben ser evaluados con miras a corregirlos y a fortalecer la institución.

Citó entre los inconvenientes “la falta de humildad” para reconocer las debilidades que afectan al partido.

“Por eso hemos declarado el 2017 como año de la trasformación en ese sentido, porque hemos visto muchas debilidades en áreas partidarias, que tienen que recomponerse” apuntó Almeyda, entrevistado en el programa Matinal.

Sostuvo que empero que la situación que vive el PLD no es nada alarmante y que se está a tiempo de corregir, son de las situaciones normales que se dan en instituciones y hasta en la familia.

“Estamos a tiempo para recuperarnos como Partido” dijo Almeyda destacando los esfuerzos que en ese sentido se hacen colocando el tema en la agenda de los organismos de dirección y reglamentando las fórmulas para aplicar lo que se convino en el recién celebrado Congreso Ordinario.

Dijo que en el PLD se están discutiendo ocho proyectos de reglamentos que no son otras cosas que normativas de cómo deben hacerse las cosas y se han hecho reuniones por separado con los miembros del Comité Central para irlo empoderando de estos temas, antes de la reunión en pleno , convocada para el 22 de abril.

En otro orden, Franklin Almeyda aseguró que esa organización no ha aprobado las leyes de partidos políticos y reforma a la ley electoral porque está a la espera de que las otras agrupaciones políticas y entidades de la sociedad civil, se integren a las discusiones de ambos proyectos.

Almeyda dijo que su organización política ya tiene avanzadas las discusiones sobre ambos proyectos que cursan en el Congreso, y que solo esperan a la integración de los demás sectores de la sociedad para impulsar su aprobación.

Dijo que no han querido impulsar esos proyectos por voluntad propia del PLD, que tiene mayoría en el Congreso, esperando que se produzca el consenso sobre los aspectos de ambas piezas, para su aprobación.