Almagro promete una misión en Honduras más eficaz tras la marcha de Jiménez

Por EFE viernes 16 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, Washington.- El secretario general de la OEA, Luis Almagro, prometió este viernes que la misión anticorrupción en Honduras no solo seguirá tras la renuncia de su hasta ahora jefe, Juan Jiménez, sino que su salida debe dar paso a una “mayor eficiencia” y “resultados más profundos”.

En una carta oficial, Almagro aceptó la dimisión de Jiménez en términos muy críticos con su gestión y llegando incluso a acusarle de mentir a la hora de exponer las razones de su partida.

Además, anunció que “la fiscal internacional Ana María Calderón Boy dirigirá la transición” hasta que se designe a un nuevo vocero de la Misión de Apoyo de la OEA Contra la Corrupción en Honduras (Maccih).

“A pesar de lo imprevisto e inconsulto de esta renuncia y las dificultades que ella pueda traer, la Maccih seguirá adelante con resultados más profundos y significativos contra la corrupción. Ese es nuestro compromiso con Honduras”, escribió Almagro en su misiva.

El hasta ahora jefe de la misión, el exministro peruano Juan Jiménez, renunció ayer de manera “irrevocable” alegando falta de apoyo de Almagro y la resistencia del Congreso Hondureño a aprobar leyes sugeridas por su equipo para combatir la corrupción.

Esta misión, que comenzó a operar en abril de 2016, es la primera de anticorrupción en la historia de la OEA y se creó a imagen de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) de la ONU.

La trayectoria de la misión ha sido complicada pero la gota que derramó el vaso para Jiménez fue una carta que Almagro le envió el miércoles al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, en la que le expresaba que “será necesario fortalecer el funcionamiento de la Maccih” porque no ha dado los resultados esperados.

Jiménez se defendió en su carta de ayer señalando varios logros de la misión anticorrupción a pesar de no haber tenido, a su juicio, el apoyo necesario de la Secretaría General y de “la falta de comunicación” de Almagro con él “desde agosto de 2017”.

“Esta tuvo su mayor expresión al no recibirme el pasado 30 de enero, a pesar de que había viajado expresamente para reunirme con él e informarle sobre la situación actual de la misión”, sostuvo.

Almagro le replica en su carta de hoy que sus razones “adolecen de faltas graves a la verdad” como que no fuera recibido por él.

La versión del secretario general es que a una reunión Jiménez llegó tarde y Almagro ya tenía otra cita, y que a la otra no se quedó el ex primer ministro peruano porque “decidió que era más importante tomar un vuelo de regreso”.

Más allá del ir y venir de acusaciones mutuas, Almagro destaca que “con la aceptación de la renuncia” se da “vuelta a la página esperando que la nueva Maccih sea capaz de dar las respuestas que la sociedad hondureña merece, así como fortalecer las variables de compromiso y lealtad en la lucha contra la corrupción”.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar