Alianzas electorales e incertidumbre política

Por Juan López lunes 18 de noviembre, 2019

La campaña electoral quedó abierta, formalmente, el pasado 8 de noviembre,  para los comicios municipales a efectuarse el próximo 16 de febrero.  Más adelante, el 17 de mayo del 2020, se realizarán las elecciones congresuales y municipales.

Con el propósito de ganar esos diferentes comicios, los partidos están escogiendo sus respectivos candidatos y fraguando  sus estrategias políticas.

Como parte de esas estrategias, a la fecha, se han establecido tres bloques electorales: Uno de ellos claramente definido (PLD y 9 aliados) y los otros dos bloques con variopintas composiciones y confusas estrategias que, más que fortalezas, están proyectando  incertidumbres políticas. Veamos:

La estrategia enfocada en las alianzas electorales del PLD evidencia que acudirá a los comicios municipales (en febrero), congresuales y presidenciales (en mayo) en clara alianza con 9 partidos y un  sector externo formado con varios movimientos de apoyo:

Demócrata Popular (PDP),  Movimiento Democrático Alternativo (Moda),  Partido Cívico Renovador (PCR),  Unión Demócrata Cristiana (UDC), Partido Acción Liberal (PAL), Revolucionario Independiente (PRI), Revolucionario Dominicano (PRD), Partido Liberal Reformista (PLR) y el Directorio Presidencial Reformista (DPR).

El PRM logró establecer alianzas en dos fases:  En la primera fase, para las elecciones presidenciales cuenta con el apoyo de otros 5 partidos:  Partido Humanista Dominicano (PHD),  Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Alianza por la Democracia (APD), Dominicanos por el Cambio (DXC) y Frente Amplio (FA).

En la segunda fase, conformó un complejo “Acuerdo por un Senado Plural”, para solo 24 senadurías de las 32. En dicho Acuerdo, se adicionarán el  Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD) o Fuerza del Pueblo (FP), Partido de Unidad Nacional (PUN), Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Fuerza Nacional Progresista (FNP) y Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Como se puede observar, para las elecciones de las autoridades municipales (con 3,849 cargos) que se efectuarán primero (el 16-2-2020), el PRM todavía no tiene definida su estrategia electoral.

Por ejemplo: La candidatura a la alcaldía del municipio Santo Domingo Este (a la fecha que escribimos esta reflexión) no cuenta con el apoyo de los partidos aliados en el “Acuerdo por un Senado Plural” y no ha podido definir la lista de sus 33 candidatos al Concejo de Regidores.

Esas confusas indefiniciones del bloque PRM-aliados incrementan las facilidades del triunfo que, en Santo Domingo Este, obtendrá el bloque PLD-aliados con su candidato a la alcaldía, el diputado y exitoso empresario Luis Alberto Tejeda, asumido popularmente como el Caballero de la Política.

La misma situación de confusión  se proyecta para las elecciones presidenciales y la inscripción de los candidatos a diputados.  Es un verdadero mejunje político que, como quiera que se analiza,   proyecta  incertidumbre y resultados imprevisibles en las elecciones municipales, congresuales y presidenciales en el  PRM. ¡Un verdadero lío político!

La situación del bloque que se ha constituido alrededor del expresidente Leonel Fernández es peor y mucho más confusa: 1- Indefinición de su candidatura presidencial como Plan A,  la cual tiene que superar cinco objeciones legales en la JCE, Tribunal Superior Electoral y en el Tribunal Constitucional.

En caso de que fracasare el objetivo del Plan A, ¿quién podría ser el posible sustituto?  A la vista no se vislumbra el Plan B.

Aun cuando al PTD o FP se le han sumado otros 5 partidos, solo han podido definir 11 candidaturas para el Senado. Por eso preguntamos:

¿Dónde están sus candidatos para las 158 alcaldías y para las 1,164 Regidurías; los candidatos para los 235 directores y subdirectores y 735 vocales de los distritos municipales? ¿Pa`cuándo esas nominaciones? Volvemos a  preguntar: ¿Y los candidatos a diputados nacionales, de ultramar y para el PARLACEN, pa´cuándo?

Sin lugar a dudas, las estrategias establecidas en los bloques PRM-aliados y PTD-FP-aliados predomina la confusión y una gran incertidumbre política que, en lucha contra el reloj, plazos fatales y limitados recursos, proyectan una debacle en los tres niveles de los próximos  comicios, lo cual favorece la llegada del séptimo triunfo consecutivo del bloque PLD-aliados, tanto en febrero como en mayo de 2020.

Por Juan López

17 de noviembre de 2019.

 

Anuncios

Comenta