Alianza País conmemora revuelta armada de 1965 con conferencia y bandereo en el Alto Manhattan

Por Miguel Cruz Tejada jueves 25 de abril, 2019

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ La seccional de Alianza País en los Estados Unidos, celebró ayer miércoles el 54 aniversario de la revuelta armada del 24 de abril de 1965 con una conferencia en su local y un bandereo en la calle 181 y avenida Saint Nicholas, en el Alto Manhattan.

Simpatizantes de la organización política se manifestaron en la intersección para recordar a los caídos en la gesta patriótica y condenar la intervención de los Estados Unidos del 28 de abril del 1965 en la República Dominicana para frenar el avance de las fuerzas revolucionarias lideradas por el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó y el fallecido líder perredeísta doctor José Francisco Peña Gómez, reclamando la vuelta a la constitución y la restauración del Gobierno de Juan Bosch, después de un golpe de estado el 25 de septiembre de 1963.

Luis Mayobanex Rodríguez (Rhadamés Pérez), coordinador aliancista en Estados Unidos dijo que el PLD  es la negación absoluta de los valores democráticos, de libertad y redención que caracterizó el acontecimiento histórico del 24 de abril.

“Hoy este grupo de dominicanos y dominicanas que nos encontramos aquí estamos diciéndole al pueblo dominicano que aún hay patria y que pueden contar con nosotros para hacer realidad esa tarea inconclusa de los combatientes del 65”, añadió.

Una conferencia sobre las causas que originaron el golpe de estado a Bosch, en el y la guerra de abril fue dictada por el historiador Luis Álvarez López.

El expositor  reseñó que el golpe de estado contra Bosch, abrió las puertas para las conspiraciones de los sectores más derechistas donde se integró parte de la iglesia católica con el apoyo de los Estados Unidos lo que dio origen a la guerra civil.

Dijo que la segunda intervención norteamericana a República Dominicana, se produjo porque los Estados Unidos pensaban que el régimen democrático que se instauraría en el país, un Gobierno socialista con influencia de Rusia y Cuba, que abriría la posibilidad de que en otros países de América Latina, se reeditaría ese patrón.

Precisó que Estados Unidos veía en Bosch, a un “comunista encubierto”, que simpatizaba con los sectores populares y que  no era confiable para los norteamericanos.

Sostuvo que al momento del golpe de estado contra Bosch, este no utilizó al partido, ni a las masas y aliados para evitar la asonada.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar