Alianza fatal

Por Jesús M. Guerrero lunes 6 de febrero, 2017

Desde lo ocurrido en la Liga Municipal no hay duda alguna que la alianza del PRD con el PLD, fue un negocio redondo para el segundo e infructuoso para el primero. ¿Cuál es la razón para golpear al aliado más “importante”?

Inmediatamente se incumplió el acuerdo por la LM; adquiere más fuerza el rumor que circula sobre la conversación que tuvo lugar en un renombrado hotel de nuestra ciudad capital; entre el SG del oficialismo y cierto dirigente de alto nivel y ex diputado del PRD, donde el primero afirmó que a los aliados blancos ya se les ha dado demasiado del bizcocho estatal y a lo que el segundo solo atinó a ripostar, que los errores en política cuestan caros y se pagan con sangre.

No queda espacio alguno para especulación, el partido morado asevera que cumplió los compromisos con sus aliados; cosa confirmada con las declaraciones del presidente del PRD y el PLD reafirma con la negativa a las aspiraciones de Pio Carreras a la Cámara de Cuentas.

Contra el adagio popular, de Neney Cabrera a Pio Carreras no hay mucho trecho, la pregunta obligada es: ¿Cuál dirigente blanco será el siguiente en recibir los golpes propinados por sus aliados?

Las manifestaciones de inconformidad se han exteriorizado desde que el PLD evidenció que nunca apoyo las aspiraciones de Neney Cabrera para dirigir la LM. Quien a la sazón representaba lo más beneficioso para la municipalidad; demostrando que ya no es necesario cumplir con nada ni nadie.

En los últimos años, hemos sido testigos de varios concordados del gobierno que han decidido trazar su camino lejos del bloque progresista y de la indiferencia del PLD ante esta situación. Remplazan a los que se marchan con nuevas organizaciones sin ningún tipo de molestia.

En este caso no hay excepciones, han demostrado que al partido del jacho solo le queda aceptar las migajas o seguir su camino. Ante los irrespetos el silencio es aquiescencia.

Parece ser que el PRD solo necesitó las desazones continuas; de la LM con Neney Cabrera a la CC con Pio Carreras, para que los perredeistas salieran del letargo; aparentemente se vislumbra el fin del “gobierno compartido”. Por eso vemos al Canciller tan activo apaciguando las aguas, tratando de no volver a tan tormentoso pasado a lo interno del partido que dirige.

El tiempo avanza y la paciencia se agota, de no lograr la conciliación, lo que depara esta situación solo lo sabrán los actores principales; aunque las declaraciones del Canciller reflejan que todo está “bien”. Es un error desastroso en política, hacer de mimes elefantes; pero reducir elefantes a mimes es aún peor.

Leí una vez, en un libro que lamentablemente no recuerdo, la siguiente frase, la cual cito: “A las mujeres que se dedican a la profesión más antigua del mundo, no se les paga por el servicio sino para que se marchen después de haber cumplido.” Lo que se percibe es que al PRD lo están invitando a que se retiren sin muchos aspavientos.

Es bastante claro que la cura fue peor que la enfermedad, la alianza que serviría para preservar al Partido Revolucionario Dominicano, salvaguardo a unos pocos y sacrifico a muchos. Esta alianza fatal que se encuentra a punto de extinguir el jacho por completo, no fue más que un negocio del capa perro.

 

Comenta