Alfredo Martínez, derroche, desorganización y retroceso en Alcaldía de Santo Domingo Este

Por Manuel De Jesús Ruiz

Si hay algo que ha caracterizado las alcaldías de casi todos los municipios en el territorio de la República Dominicana, es la falta de planeación, el gasto descontrolado, irresponsable e injustificado, y el endiosamiento paulatino de los alcaldes desde el momento que toman posesión del cargo. En el gobierno local actual del municipio de Santo Domingo Este, con la llegada en 2016 de Alfredo Martínez,  estos vicios propios de los ayuntamientos nacionales, han logrado sobrepasar el umbral de lo ridículo en dicha demarcación.

Este alcalde, también conocido como  “El Cañero”, desde los primeros meses de su mandato, decidió abolir algunas de las pocas medidas efectivas que el desaparecido Juan De Los Santos (Juancito Sport),  implementó en el municipio ubicado en la margen oriental del Rio Ozama, llevando dicho cabildo a por lo menos 10 años de retroceso en eficiencia de administración municipal.

Una de las medidas que más se notó de las adoptadas por El Cañero, fue la de retirar el plan de contenedores que llevaba el fenecido alcalde De Los Santos, para  volver al sistema de recogida de basura en camiones destartalados, con  4 o 5 tipos enganchados en su parte trasera, y que a su paso deja  un agua hedionda y contaminada que tarda horas en disiparse. Si bien es cierto que los contenedores se toparon con la falta de planeación del entonces  alcalde, quien al parecer no estipuló cuantos contenedores harían falta en cada uno de los barrios de dicho municipio, y tampoco contó con la mala educación y falta de civismo de los dominicanos, este seguía siendo una estrategia que a largo plazo daría resultados positivos.

Los contenedores no votan

La única razón que se puede inferir de la retirada de los contenedores por parte de Martínez, nos llega a la mente cuando recordamos que la principal tarea de los políticos dominicanos que ocupan posiciones públicas, es la de mantenerse en la posición a cualquier costo, y en ese sentido, los contenedores limitaban a dos los empleos por camión, un chofer y un ayudante (2 votos), mientras que el sistema del Cañero sube a un mínimo de 4 hombres por camión ( 4 votos para el alcalde en las próximas elecciones), logrando así explotar el clientelismo normalizado en las instituciones públicas dominicanas.

En la Alcaldía de Santo Domingo Este abundan los recursos, o por lo menos así parece, cuando al transitar por alguna de sus principales avenidas o carreteras (San Vicente de Paul, Charles De Gaulle,  Venezuela, etc.), vemos el despilfarro de dinero invertido en publicidad por alcalde Alfredo Martínez,  quien puso su cara en cada esquina transitada, con un mensaje que en vez de despertar el espíritu navideño, causa náuseas y asco a los contribuyentes que residen en dicho municipio, y ven como El Cañero les abofetea con una dilapidación sin sentido.

Hasta la fecha, lo único que sobresale de la gestión de Martínez, es haber duplicado la deuda de la alcaldía que dirige, y haber violado lo relativo a la inversión señalado en la Ley  176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, como aseguraran regidores de dicha demarcación, algo que no debería sorprender a quienes conocen el criterio de gasto del  Cañero de San Luis, quien parece no tener idea de lo que significa desarrollo municipal.

 

Por Manuel De Jesús Ruiz

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar