Alcalde de Río niega atraso en obras en parque olímpico por posibles despidos

Por Persio Maldonado jueves 2 de abril, 2015

Río de Janeiro, 2 abr (EFE).- El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, negó hoy que haya atrasos o problemas en las obras en el parque olímpico de Deodoro, uno de los principales complejos deportivos de los Juegos Olímpicos de 2016, por la amenaza de despido que pesa sobre cientos de trabajadores.

La constructora brasileña Queiroz Galvao, responsable de las obras, despidió este miércoles a 70 obreros y avisó a otros 1.000 de que pueden perder sus empleos en el parque olímpico por el atraso en el pago de fondos por parte de la Alcaldía.

Paes citó hoy a la prensa en el barrio de Deodoro para mostrar que las obras olímpicas están desarrollándose “normalmente” y “en el plazo”.

El alcalde acusó a la constructora de usar “al más humilde”, amenazando con el despido de los obreros, para presionar al Ayuntamiento a pagar el dinero que debe.

Según Paes, la Alcaldía pagó entre 150 y 200 millones de reales (47 y 63 millones de dólares) de los 640 millones de reales (unos 200 millones de dólares) previstos en el contrato.

Los atrasos en el pago de los recursos se deben a “trámites burocráticos”, según Paes, que garantizó que se realizarán los desembolsos.

El complejo de Deodoro será la sede de once deportes, entre ellos rugby, pentatlón, tiro y hockey hierba, y es el segundo más importante en los Juegos Olímpicos de 2016 por detrás del Parque Olímpico, que concentrará la mayoría de las modalidades.

Su construcción era una preocupación del Comité Olímpico Internacional debido a que la licitación sólo fue adjudicada a mediados del año pasado, cuando se iniciaron las obras. EFE

Anuncios