Al menos seis muertos en Bulgaria por la ola de frío polar en los Balcanes

Por EFE Lunes 9 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Belgrado. 9 ene (EFE).- La ola de frío polar que barre los Balcanes ha causado al menos seis muertos en las últimas horas, de los que cuatro -todos ellos sin techo- se han registrado en Bulgaria, donde las temperaturas oscilan entre los 14 y los 26 grados bajo cero.

Estas cuatro muertes en Bulgaria se unen a la de dos inmigrantes iraquíes, cuyos cuerpos congelados fueron hallados el pasado viernes en un paraje cercano a la frontera con Turquía.

El día 2 de enero una inmigrante somalí también murió por hipotermia en un paraje montañoso del país, según informó el Ministerio del Interior, con lo que la cifra de muertos por el frío en Bulgaria desde comienzos de años asciende a siete.

En algunos puntos del país, sobre todo en el noreste, se ha acumulado hasta un metro de nieve, lo que obligó al cierre de numerosas carreteras en ocho regiones del país.

Debido a las nevadas más de 300 vehículos se quedaron bloqueados en diferentes carreteras esperando a ser evacuados por quitanieves militares.

También siguen aisladas y sin electricidad por cuarto día consecutivo 11 aldeas con un total de 1.000 habitantes.

Los meteorólogos pronostican que la ola de frío continuará hasta el fin de semana y la mayoría de los colegios cerrarán hasta el jueves.

En Rumanía las vacaciones escolares también se han ampliado por dos días, hasta el miércoles, en amplias zonas del país debido al temporal que ha motivado que la mayoría de las regiones y la capital, Bucarest, estén en alerta naranja.

Según la Administración Nacional de Meteorología, las temperaturas nocturnas llegarán hasta mínimas de 29 grados bajo cero en alguna zona del país balcánico.

En Bucarest, las temperaturas oscilarán en los próximos dos días entre los 11 y los 20 grados bajo cero.

La ola de frío que recorre Rumanía desde el viernes ha obligado a cortar numerosas carreteras y ha ocasionado retrasos y cancelaciones en las conexiones por tren y por avión.

La ola de frío que barre Serbia en los últimos días se cobró la vida de una persona, un hombre de 56 años que murió por hipotermia en la ciudad meridional de Vranje, informaron las autoridades.

La situación es especialmente difícil en once municipios, la mayoría en el sur de Serbia, como Vranje, Aleksinac, Medvedja, Nova Varos o Tutin, donde decenas de aldeas montañosas están aisladas debido a los fuertes vientos y la nieve, que en algunas zonas supera los tres metros de altura.

Hasta ahora han sido evacuadas de varias zonas afectadas 120 personas, que en su mayoría necesitaban ayuda médica.

Las principales carreteras del país están transitables, pero las autoridades advierten de la posibilidad de problemas en varias carreteras locales y regionales debido a las bajas temperaturas, el hielo, la mala visibilidad y los vientos.

Debido al hielo, está prohibido el tráfico fluvial en el Danubio y el Sava.

En la vecina Bosnia-Herzegovina, debido a las bajas temperaturas, que en la localidad de Praca, en el este, alcanzaron los 30 grados bajo cero esta mañana, las escuelas en varias zonas han aplazado el inicio del segundo semestre.

Una avería en el sistema de calefacción en la ciudad de Zenica dejó hoy sin calefacción a los ciudadanos a una temperatura de 13 grados bajo cero.

En Croacia la ola de frío acompañada de fuertes vientos hacen que la sensación térmica sea de 40 grados bajo cero y una mujer ha muerto por hipotermia.

Una joven madre de tres niños que quiso hacer a pie varios kilómetros de una aldea a otra fue hallada congelada al lado de la carretera cerca de la ciudad de Koprivnica, a unos cien kilómetros al nordeste de Zagreb.

En la costa croata del mar Adriático también se registran récords en bajas temperaturas y han dejado imágenes pocas veces vistas de bahías congeladas.

En Split se registró el sábado por la mañana su temperatura más baja en 54 años, del siete grados bajo cero, y unas 10.000 personas no tienen agua potable debido a la rotura de las cañerías de agua por el frío.

En Hungría, con temperaturas de hasta 28 grados centígrados bajo cero, se produjeron cortes de servicios básicos como la calefacción en la localidad de Salgótarján o la electricidad en la de Lajosmizse, pero los problemas se pudieron solventar al cabo de pocas horas.

Las autoridades pidieron a los sin techo que acudan a los centros de acogida de todo el país, pero igual así se ha reportado la muerte de varias personas en algunas localidades, aunque por el momento no se ha confirmado un número exacto de fallecimientos por hipotermia.

Una iniciativa ha llevado a muchos ciudadanos a donar ropa de abrigo para la gente más necesitada. EFE