Al menos 22 muertos y 87 heridos en explosión en un mercado de Pakistán

Por EFE sábado 21 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ISLAMABAD, 21 ene (EFE).- Al menos 22 personas murieron y 87 resultaron heridas hoy en una explosión de una bomba en un mercado de la localidad de mayoría chií de Parachinar, en el cinturón tribal del noroeste de Pakistán, informaron fuentes oficiales.

La explosión se produjo a primera hora de la mañana cuando un gran número de personas compraban verduras en el mercado Eidgah de Parachinar, capital de la región tribal de Kurram, dijo el portavoz de la administración local, Kamal Hussain.

Jawad Habib, director de Sanidad en las áreas tribales de administración federal (FATA), donde se encuentra Parachinar, indicó en un comunicado que 22 personas fallecieron en la explosión, mientras que 87 resultaron heridas, de las que 65 fueron hospitalizadas.

Los heridos fueron evacuados en helicópteros militares a hospitales de la zona y de Peshawar, capital de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

El representante del Gobierno central en la zona, Nasrullah Khan, dijo a Efe que la bomba estaba escondida en una caja de verduras y fue activada por control remoto.

Los medios paquistaníes citaron diferentes reivindicaciones del ataque por parte del principal grupo terrorista del país, Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP) y la organización de vocación sectaria Lashkar-e-Jhangvi (LeJ).

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, expresó en un comunicado su "profundo dolor" por el suceso y ordenó que los heridos reciban asistencia médica de manera urgente.

Parachinar, zona de mayoría chií, es escenario habitual de actos violentos por parte de la insurgencia suní y en diciembre de 2014 una bomba acabó con la vida de 22 personas en este mismo mercado.

Pakistán lanzó en junio de 2014 una operación militar en las zonas tribales que ha ayudado a reducir significativamente las acciones insurgentes, en un operativo que ha causado la muerte de 3.500 supuestos terroristas y desplazado a un millón de personas.

A pesar de la mejora en la seguridad, continúan produciéndose grandes ataques, como la matanza de 72 abogados en un hospital de Quetta (oeste) en agosto pasado y la muerte de 62 cadetes en una academia policial de esa misma ciudad en octubre.