Agronomía, producción, modelo económico y aumento de población

Por Francisco Rafael Guzmán

Se ha visto un descenso en la formación de agrónomos, tanto en el nivel técnico (peritos o bachilleres en ciencias agrícolas o agronomía) como en el nivel universitario (ingenieros agrónomos). Hace 40 años o un poco más, se notaba que decenas de jóvenes y hasta cientos de jóvenes se formaban en escuelas o institutos en la carrera técnica de agronomía, tanto en Instituto Superior de Agricultura instalado en la sección La Herradura de la provincia de Santiago, en la Escuela Agrícola Salesiana (La Granja como popularmente le llamaban) que por varias décadas estuvo en Moca y luego fue traslada a La Vega -transformándose luego en instituto politécnico-, el Instituto Loyola en San Cristóbal y en Dajabón. Pasaba lo mismo en la UASD, probablemente la UNPHU se formarían unos cuantos, universidad privada que  prácticamente  había colapsado, pero el otrora gobierno de Danilo Medina la revivió y su supo apoyar mucho a la educación superior privada e ignorar a la UASD. Sin embargo, era por la universidad del Estado por la que tenía que preocuparse y no por las privadas. Muchas veces se ha divulgado que la UNPHU, en fecha reciente, está promoviendo una investigación para ubicar dónde está la tumba de Cleopatra, lo que no debe ser preocupación de la Republica Dominicana de hoy, nacion que tiene muchos grandes problemas que resolver; tampoco debería ser preocupación de las grandes potencias, en medio de La Pandemia, la crisis ecológica y la crisis sanitaria que tenemos, gastar tantos recursos en investigar si es posible la vida en el planeta Marte. Habría que invertir demasiados recursos para probar semejante hipótesis y el resultado es casi seguro que la vida en marte resultaría muy costosa.

Ahora bien, la carrera de agronomía que está prácticamente desierta en la UASD hoy día, hace pocos años la estudiaban algunos haitianos y casi ningún dominicano o ninguna dominicana la estudiaba, en estos momentos debe seguirse repitiendo eso, pero debería incentivarse en los jóvenes dominicanos estudiarla. Por qué debería incentivarse? Debe hacerse, porque la producción agrícola y pecuaria debe de reorientarse, pese a todo el pesimismo que existe con respecto a la agricultura dominicana. De la misma manera que la población mundial y la población dominicana también no pueden seguir creciendo (sin querer darle toda la razón a Thomas Robert Malthus), la agricultura dominicana necesita ser reorientada y estimulada, porque no se puede seguir usando agroquímicos desenfrenadamente. Necesitamos no pensar tanto en el mercado, el Estado dominicano no puede seguir como lo viene haciendo, necesitamos enterrar el modelo neoliberal impuesto por el Fondo Monetario Internacional. Ese modelo impuesto por ese organismo internacional hará colapsar la vida en nuestro planeta Azul (La Tierra) y nuestro país no será una excepción, tenemos que actuar nosotros y otros tendrán que hacerlo.

Deben ser estimulados muchos jóvenes a que estudien la carrera de agronomía, algunos la de veterinaria para identificar bien las zoonosis (para evitar el contacto innecesario con algunos animales enfermos que pueden trasmitirnos esas enfermedades) y también debe estimularse el estudio de la estadística (pero no para que las industrias farmacéuticas mafiosas se divorcien de las investigaciones científicas y apliquen márquetin para hacer grandes fortunas).

La agronomía no debe ser estimulada para que después se vayan muchos agrónomos fuera del pais, si no para que la gran mayoría de ellos se quede en el sirviéndole al pueblo y a la sociedad dominicanos. La agronomía debe ser estimulada  para que los cafetales vuelvan a existir en las zonas montañosas, sin agroquímicos, para que no haya azolvamiento en las cuencas de los ríos, para que el arroz se cultive con el menor uso de agroquímicos y para que las hortalizas de Constanza no enfermen a nadie con los tantos agroquímicos que se aplican allí. Necesitamos que ingenieros agrónomos se formen  a nivel de postgrado en  edafología, para cuidar nuestros suelos. Todas las tierras del Estado deben estar en manos de pequeños propietarios que la trabajen y de cooperativas, daba hasta indignación el ver a Danilo Medina repartiendo títulos en campos títulos de propiedad de apenas  unos cuantos metros, porque al parecer era para solares de casas. En años anteriores, los Estados Unidos llegaron a producir hasta el 60 % de maíz que se produce en el mundo. Nuestro país producía muchos cientos de miles de quintales y hoy no produce casi ni mil quintales. Qué pena?

Producíamos mucho maní, miles de quintales por doquier, en San José de Las Matas, en Jarabacoa, en la región Este y en otros lugares del país, pero La Manicera como se le llamaba a la Sociedad Industrial Dominicana prefirió la sustitución por el cultivo de la palma africana, tal vez porque comenzaba promoverse el uso de aceite de maíz en el país que sería competencia con el aceite El Manicero  que ella producía. Es probable que ese aceite de maíz fabricado en el país se hiciera con maíz importado, por medio de la práctica del dumping para atraerse el mercado con el maíz importado, maíz que ha resultado ser transgénico, dañino a la salud. Así no puede ser necesitamos, agrónomos para que sirvan al país, El Estado tiene que ocuparse en promover agricultura sana y tenemos que borrar el neoliberalismo.

Francisco Rafael Guzman F.

 

Comenta