Agentes especiales del FBI dicen no poder “proteger a EE.UU.” por el cierre

Por EFE martes 22 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- Un informe de la Asociación de Agentes del FBI publicó este martes testimonios anónimos de varios agentes especiales en los que aseguran que el cierre administrativo “ha eliminado cualquier posibilidad operativa” y por tanto “no pueden proteger y servir a los habitantes de Estados Unidos”.

Las declaraciones de los agentes especiales se recogieron en un documento de dicha agrupación no partidista que, fundada en 1981, congrega a más de 14.000 agentes especiales, en activo y retirados, del FBI.

Los agentes especiales del FBI continúan trabajando sin cobrar desde el 22 de diciembre por su “papel esencial en proteger la seguridad nacional” aunque el presupuesto de su agencia es uno de los afectados por el desacuerdo político que ha llevado al cierre administrativo más largo de la historia de EE.UU.

“Es un honor servir y proteger al público. Sin embargo, el continuo cierre de la administración socava nuestra capacidad para realizar estos deberes y financiar nuestras operaciones e investigaciones necesarias”, sostuvo la Asociación en el informe.

Entre los testimonios individuales publicados, siempre de forma anónima, un trabajador de la región del nordeste aseguró que en su área de trabajo “se recopila mucha información valiosa de los informantes” pero que en la actualidad “no pueden determinar lugares seguros para reunirse con ellos ni pagarles por su información.”

“En la mayoría de los casos, esto significa no poder realizar reuniones periódicas y perder toda la información, dejando un vacío de conocimiento relacionado con la seguridad nacional”, continúo el trabajador.

Otro agente especial que, según el informe, trabaja en asuntos de inteligencia contra “una amenaza importante para la seguridad nacional de los Estados Unidos” dijo que “el cierre ha eliminado cualquier capacidad de operar”.

“Ya es lo suficientemente malo como para trabajar sin paga, pero sólo podemos realizar funciones administrativas mientras continúe esta situación. Hay miedo porque nuestros enemigos saben que pueden correr libremente”, alertó.

De forma general, los agentes resumieron en su recopilación que los desafíos generales que enfrentan debido al cierre incluyen retrasos al procesar autorizaciones en asuntos de seguridad, problemas para financiar operaciones y una gran incertidumbre sobre su propio salario que podría llevarles a “encontrar trabajo en otros lugares”.

Otras áreas afectadas, más allá de las amenazas a la seguridad nacional, incluyen la investigación contra el narcotráfico, la trata de personas y los crímenes contra menores.

Por su parte, el diario Politico afirmó hoy que el Departamento de Justicia no quiso dar una respuesta sobre el contenido de este documento.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar