Afirman uso de células madre para rejuvenecer carece de base científica

Por El Nuevo Diario viernes 19 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-Aunque actualmente existe un exceso de publicidad y un abuso en la oferta de células madre, plaquetas y fibroblastos para el rejuvenecimiento humano, los resultados son altamente cuestionables y su sustento científico, pobre o nulo, afirmó el maestro de la dermatología mundial Francisco Pérez Atamoros.

“Por desgracia”, sostuvo, “la novedad hace que muchas personas sin el nivel científico adecuado ni la ética correcta los apliquen, ocasionando resultados nulos o complicaciones. Por la seguridad de los pacientes, debe esperarse la información científica completa acerca de su uso-eficacia”, agregó.

El experto mexicano, introductor de la toxina botulínica en América Latina, resaltó que la ciencia está todavía a cinco o diez años de aprovechar el potencial de una célula madre humana.

“Una célula madre pluripotencial o totipotencial, capaz de reproducirnos completos, no está disponible todavía”, afirmó Pérez Atamoros.

Sin embargo, explicó, muchos productos en el mercado ofrecen células madre “y cuando uno lee la letra pequeña, son células madre de manzana. Hay cremas que son vendidas como de células madre y, sin embargo, sus efectos son los de una crema humectante. ¿Qué hace la célula madre de manzana en un humano? En realidad, nada”.

 Investigación formal

A pesar del uso y abuso de las células madre en materia de rejuvenecimiento, sin base científica ni resultados comprobados, Pérez Atamoros aseguró que en cinco o diez años habrá grandes avances en la explotación del potencial de dicho factor de crecimiento específico.

“Las investigaciones clínicas, formales y serias sobre los factores de crecimiento nos llevarán a utilizar células madre para hacer crecer pelo nuevo, crear sistemas como la piel, el aparato circulatorio o el aparato digestivo y hasta un individuo completo. Pero todo esto está en etapa de investigación. Falta mucho para su desarrollo”, agregó.

Jornadas educativas en RD

A su llegada ayer al país, Pérez Atamoros ofreció una rueda de prensa en el centro dermatológico Medláser, que preside la doctora Elena Fernández Núñez, sinónimo de vanguardia en esta rama médica, y en donde ofrecen sus servicios las dermatólogas Ilse Arias y Alida Gutiérrez, especialistas en el uso de láseres, rellenos, ultrasonido y cirugía dermatológica para el rejuvenecimiento de la piel. Instagram: @medlaser.RD.

Igualmente, el maestro de la dermatología latinoamericana trató con avanzadas técnicas de rejuvenecimiento, a varios pacientes de Medláser cuyo seguimiento estará a cargo de Fernández Núñez.

El fundador y expresidente de la Sociedad Mexicana de Dermatología Cosmética y Láser (SMDCL), vino a impartir a dermatólogos y cirujanos plásticos dominicanos, el curso taller “Avances en rejuvenecimiento facial no quirúrgico”, organizado por la empresa Skin Service Import (skinserviceimport@hotmail.com), del empresario Federico Astwood Tueni.

La jornada profesional tendrá lugar en el hotel Crowne Plaza, el sábado 20 de este mes, de diez de la mañana a cinco de la tarde. Los médicos interesados pueden obtener más información llamando al teléfono: 809-908-5513.

Entre los temas que tratará Pérez Atamoros con sus colegas dominicanos, se encuentran: diferentes técnicas de aplicación de la hidroxiapatita cálcica; dilución, uso y colocación del relleno policaprolactona; y nuevas tendencias en la aplicación de la toxina botulínica.

 

Peligros del uso de plaquetas y fibroblastos

El proceso de extraer y reinyectar plaquetas o plasma rico en plaquetas a un individuo, puede incluso ocasionarle la muerte, explicó Pérez Atamoros.

“Es un procedimiento muy delicado porque involucra el manejo de sangre. Las plaquetas son centrifugadas, sometidas a procesamiento con sustancias y luego reinyectadas. En México, está prohibido hacerlo en un consultorio. Se necesita un permiso de banco de sangre y un hematólogo de planta, porque la sangre puede ser infectada con bacterias y dañar al paciente”, resaltó.

Aunque parece un procedimiento fantástico, increíble y novedoso para rejuvenecer 20 años, su eficacia es muy cuestionada, especialmente por el hecho de que nadie, hasta el momento, ha podido estandarizar un procedimiento científico que le resulte útil a cada paciente individual, añadió.

Asimismo, afirmó que todavía se encuentran a nivel teórico beneficios de la inyección de fibroblastos para el rejuvenecimiento de seres humanos, aunque su aprovechamiento futuro ha sido aprobado por la Food and Drug Administration, la Comunidad Económica Europea y Brasil.

 

Técnicas de rejuvenecimiento comprobadas

La tecnología láser, el ultrasonido, la radiofrecuencia, los rellenos dérmicos y las modernas técnicas de uso de la toxina botulínica permiten al rostro humano rejuvenecer hasta 10 años, afirmó el introductor del Botox en América Latina.

Pérez Atamoros explicó que “la toxina botulínica, que ha sido usada por más de 23 años en el cuidado de la piel, tiene actualmente nuevas formas y dosis de aplicación, con resultados mucho más naturales”.

Agregó que los rellenos dérmicos son empleados ahora en lugares donde hace un par de años era imposible, lo cual ha favorecido enormemente el rejuvenecimiento facial, al igual que los hilos de sustentación, la descamación (peeling), el láser, la radiofrecuencia y el ultrasonido.

 

Rapidez en los resultados

En el pasado, era preciso esperar hasta tres meses para ver los resultados de la aplicación de láseres de rejuvenecimiento en el rostro; pero actualmente la espera se ha reducido a cuatro o cinco días, con la ventaja de que esas y otras técnicas son ahora mucho más efectivas y seguras.

Un ejemplo de ello, afirmó el maestro mexicano, “es que la tecnología de radiofrecuencia ha revolucionado el moldeado corporal, con equipos notablemente mucho más efectivos; al igual que el ultrasonido microfocalizado, que ha mejorado el rejuvenecimiento facial de forma muy efectiva, rápida, sin dolor y sin periodo posoperatorio.

Lo más importante, agregó, es el diagnóstico de los problemas del paciente, realizado por un dermatólogo debidamente preparado (con 10 o 15 años de estudios) para identificar las alteraciones provocadas por el envejecimiento, a fin de determinar cuáles tratamientos no quirúrgicos son los más adecuados en cada caso.

Algunas de estas alteraciones son: cambios en la piel, arrugas, flacidez, pérdida o exceso de grasa, así como necesidad de mejora de los contornos faciales y corporales.

“Casi todos los pacientes pueden mejorar: desde una niña de siete años con ‘bigote’ o vello oscuro sobre el labio superior, un adolescente con acné, hasta una persona que precise de un rejuvenecimiento total de su rostro por edad o por estilo de vida”, resaltó Pérez Atamoros.

 

Causas del envejecimiento prematuro

El maestro de la dermatología precisó que la piel humana es afectada por los rayos ultravioleta del sol, provocando envejecimiento, manchas y hasta cáncer de piel; por factores genéticos, el hábito de fumar, una dieta rica en carbohidratos y grasas animales, infecciones múltiples y repetidas, estrés, depresión y alcoholismo.

Por tales razones, Pérez Atamoros mostró partidario de que las personas inicien tratamientos preventivos a los 25 o 30 años, a fin de retrasar hasta por 20 años el envejecimiento.

No obstante, si el paciente presenta daños como manchas y arrugas, los tratamientos existentes pueden devolverle la juventud de hace cinco o diez años.

“La expectativa actual de vida de los seres humanos es de 85 años; pero muy pronto llegará hasta los 120 años. Es por esto que la dermatología trabaja e investiga para proveerles de la mayor lozanía y calidad de vida posibles”, concluyó el experto.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar