Afirman más de 300 mil familias de Prosoli producen alimentos para autoconsumo y venta

Por El Nuevo Diario lunes 23 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Trescientas catorce mil ciento noventa y cinco  familias de escasos recursos del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) que habitan en zonas rurales producen alimentos a partir de acciones agropecuarias para incidir en su seguridad alimentaria, mejorar la alimentación familiar, escolar y el desarrollo agrario sostenible.

Al presentar los resultados del proyecto Agricultura Familiar, su director, Pedro Ángeles, indicó que hasta la fecha estas familias producen 281 millares de huevos de gallinas ponedoras, dos mil 400 libras de tilapia en cuatro estanques de 250 metros cuadrados, y poseen dos mil 700 metros cuadrados de cultivos de ciclo corto, mediante unidades productivas agropecuarias y formación de redes comunitarias; mientras que 172 mil 102 poseen huertos caseros.

Ángeles ofreció el informe durante la conferencia “Casa sombra, una alternativa de producción para la seguridad alimentaria y reducción de la pobreza”, encabezada por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, y que dictó este lunes el consultor de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Guillermo Murillo, para promover la agricultura familiar en esta modalidad entre las familias de Prosoli.

“Más de 281 millares de huevos de gallinas ponedoras producidos en las unidades productivas, dos mil 400 libras de tilapias producidas en dos centros de aprendizaje; estos son los resultados esperados pero vamos más allá; dos mil 700 metros cuadrados de producción de cultivos de ciclo corto y 25 comunidades rurales de tres provincias producen con técnicas agrícolas”, agregó el director de Agricultura Familiar.

Dijo que 729 familias han sido capacitadas en el área; 335 productores de las referidas provincias comercializan sus productos en el mercado local; 150 en los programas sociales y 300 cosechan con técnicas agrícolas y sostenibles.

Las casas sombra son estructuras similares a invernaderos cuya función principal es crear condiciones apropiadas para el cultivo, permitiendo al productor reducir el daño que provoca la radiación directa del sol sobre la siembra.

A través del proyecto Agricultura Familiar, Prosoli, con el apoyo de la FAO, posee instaladas 14 estructuras de este tipo, 10 de las cuales funcionan como centros de aprendizaje y unidades productivas para la comercialización, y están ubicadas en El Seibo, Monte Plata, Hato Mayor, San Juan y Montecristi. Además de hortalizas, allí se producen peces y huevos, a los fines de promover la producción agrícola sostenible entre las familias en pobreza de zonas rurales y contribuir con su seguridad alimentaria y nutricional.

 

Experto FAO resalta ventajas de producción agrícola en casas sombra

En su ponencia, el consultor de la FAO invitado por la Vicepresidencia de la República habló de los aspectos técnicos relativos a la producción en casas sombra, proyecto desarrollado a través del Prosoli, y cómo este sistema puede tener un gran impacto en la reducción de la pobreza.

Señaló que esta modalidad de producción permite proteger los cultivos en cualquier tipo de terreno, definir la cantidad y calidad de luz dependiendo del tipo de malla que se utilice, regular el estrés calórico e hídrico del cultivo y producir todo tipo de hortalizas.

Entre las condiciones a considerar antes de instalar una casa sombra, el experto destacó como importante realizar estudios técnicos de la zona para determinar la velocidad del viento, precipitación, temperatura, humedad, radiación solar, evapotranspiración y disponibilidad de materiales. Sobre el terreno dijo que este puede ser plano o con una inclinación de hasta 30 grados; pero antes de escogerlo hay que tomar en cuenta la topografía, caminos de acceso, accesibilidad a servicios, análisis de suelo y datos climatológicos, entre otros.

También describió los aspectos técnicos para la instalación de la casa sombra, construcción de los canteros, el sistema de riego, la administración del agua, control de malezas y de humedad, la refracción de luz  y la mejor absorción de nutrientes por la raíz. Otros puntos que abordó Murillo son los hábitos de consumo, tipos y variedades de cultivos aptos para la zona, precios de venta, mercados y comercialización.

En tanto que el subdirector de Prosoli, Héctor Medina, indicó que las casas sombra constituyen una innovación para mejorar la producción en las zonas rurales, tener mejores frutos y resultados. “Son varias las casas sombras que tenemos y que seguiremos impulsando, y que la vicepresidenta Margarita Cedeño cada día busca esas alternativas para mejorar la producción agrícola, porque solo así dentro de poco tiempo República Dominicana podrá decir que hay hambre cero”, sostuvo.

Para la doctora Margarita Cedeño, coordinadora del Gabinete Social del Gobierno y embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la FAO, promover la agricultura familiar es reducir la pobreza, y considera que los huertos familiares contribuyen a la mejora de la calidad de vida de las personas, incentivan la integración familiar, el desarrollo de capacidades y la protección del medioambiente.

Debido a su importancia la Vicemandataria otorga cada año el Premio Agricultura Familiar Profesor Juan Bosch, con el que se reconoce a los productores más destacados dentro de dicha estrategia, que busca mejorar la alimentación y reducir la pobreza mediante el aumento de los ingresos con la comercialización de excedentes.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar