Afirma no hay una correlación positiva entre el endeudamiento y crecimiento económico

Por Carlos Luis Baron Martes 7 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El doctor Víctor ManuelPeña, economista y exfuncionario público, destacó que hay una confusión en elpaís, y muy especialmente entre muchos economistas, que ven una correlaciónpositiva per se entre los niveles de endeudamiento del gobierno dominicano y elcrecimiento económico.

Argumentó Peña que el crecimiento económico se debefundamentalmente a las inversiones y a la dinámica de creación de capacidadproductiva, generalmente en proyectos de alta rentabilidad, del sector privado,habida cuenta, además, de que en la economía dominicana la hegemonía oparticipación mayoritaria en la misma la tiene dicho sector, y no el gobierno.

De los recursos generados por esos excesivos niveles deendeudamiento público, una parte se va en financiar gastos corrientes,incluyendo el pago del servicio de la deuda y el costo de la corruptelapública, y la otra parte se va en financiar proyectos, económicos y sociales,de bajo rendimiento, subrayó el economista.

Apuntó que en la cadena de valor agregado que se da en laeconomía del país el gobierno aporta mucho menos que el sector privado, y esopasa en las economías capitalistas o de mercado, con excepción de las economíassocialistas.

Y ocurre, agregó Peña, que cuando se mide el crecimiento realde una economía, cualquiera que sea, se está midiendo el crecimiento delproducto interno bruto real, que es lo mismo que decir el crecimiento del valoragregado bruto real para toda la economía.

“Entonces la verdad es que el crecimiento real de la economíadominicana, cual que sea el porcentaje, no se debe, jamás, a los excesivosniveles de endeudamiento del gobierno dominicano, por lo que no hay unacorrelación positiva per se entre esos altísimos niveles de endeudamientopúblico y el crecimiento de nuestra economía”, manifestó.

Finalmente, Peña planteó que los excesivos niveles deendeudamiento del gobierno, que hay que bajar ya de manera significativa, noson para financiar el crecimiento de la economía dominicana, sino parafinanciar los altísimos niveles de déficit fiscal y de deuda pública.