Advierten sobre calidad sanitaria de semilla para siembra de habichuela y guandules

Por sábado 4 de febrero, 2017

Santo Domingo.- Los directores del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), y del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), advirtieron sobre el cuidado que siempre se debe observar al seleccionar semilla para la siembra de habichuela y guadules en el país.

Juan Chávez y Rafael Pérez Duvergé recomendaron verificar la calidad de la semilla antes de la siembra, para eliminar posibles lotes infestados y reducir el riesgo del desarrollo de epidemias que puedan afectar la producción de estos cultivos.

Los funcionarios hicieron la encomienda al presentar un estudio donde salió a relucir que las semillas de habichuela y guandul utilizadas en el mismo contenían uno o más patógenos como hongos, potyvirus o bacterias, a niveles que sobrepasan los límites permitidos en las semillas básicas de leguminosas.

Indicaron que la investigación se realizó utilizando semillas adquiridas en el país, y que todos los ensayos presentaron niveles de germinación por debajo del 80%, que es el mínimo aceptable para los frijoles.

Chávez y Pérez Duvergé recordaron que desde el 2004, el ministerio de Agricultura transfirió al Consorcio Agropecuario Unitario (CAU), entidad que agrupa a productores de leguminosas de la provincia San Juan, la responsabilidad de la multiplicación y sanidad de la semilla de habichuela (Phaseolus vulgaris L.) y guandul (Cajanus cajan L.)

En los últimos años, brotes epidémicos de enfermedades causados por virus, bacterias y hongos han ocasionado pérdidas económicas en ambos cultivos debidas a una reducción en la productividad, especialmente en la región Suroeste.

Como medida de control, los directores del CONIAF e IDIAF proponen que en San Juan, la más importante zona productora de granos y semillas de habichuela y guandul, se equipe con tecnología de punta el laboratorio de análisis existente, para un examen masivo y simultáneo de semillas de leguminosas y otros cultivos, para la detección temprana de hongos, bacterias y virus, y la remoción de lotes infestados.

“Un laboratorio con tecnología de punta puede contribuir a la detección temprana de patógenos, a la remoción de lotes infestados, y a la disponibilidad de semillas sanas para la producción de leguminosas”, puntualizaron.

Para reducir la alta incidencia de enfermedades encontradas en el estudio, los funcionarios también recomendaron realizar buenas prácticas de manejo en ambos cultivos y aplicar los procedimientos para la multiplicación de semillas sanitariamente aceptables.

El “diagnóstico de la calidad sanitaria de la semilla de habichuela y guandul en San Juan” fue realizado por los expertos dominicanos Yoni Segura, Graciela Godoy de Lutz y Juan Arias, y los detalles del proceso de investigación pueden ser observados en el material divulgativo titulado “Socialización de resultados de investigación de tres proyectos de habichuela”, disponible en el CONIAF.