Advierten aumentaría accidentes de tránsito por vehículos con cambio de guía

Por El Nuevo Diario martes 15 de marzo, 2022

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – Transportistas y varios concesionarios de automóviles de la zona Norte, advirtieron del riesgo que representa para la seguridad del usuario y la población, la importación y comercialización en el país de vehículos usados que requieren cambiarle el guía porque vienen con el volante en parte derecha.

Los transportistas Pablo Antonio Sánchez Zamora y Santiago Correa, así como Juan Francisco Martínez y Gregorio Santos Fernández, vendedores de vehículos usados en Santiago y San Francisco Macorís, en declaraciones por separado, consideraron que la referida maniobra automotriz, representa un peligro para la vida de choferes y pasajeros.

Advirtieron, además, que vender un vehículo con el guía cambiado no sólo es peligroso, sino una estafa al consumidor que paga miles de pesos por un “maco convertido” que más temprano que tarde podría generar un siniestro en la carretera, ya que fácilmente pierden la estabilidad poniendo en riesgo la vida de muchos.

Tras ser consultados al respecto, algunos concesionarios de vehículos, afirmaron que la importación y comercialización de este tipo de autos, evidentemente deja al Estado más pérdida que beneficios, ya que no pagan los aranceles correspondientes, impactan negativamente al medio ambiente y contribuye al incremento de las estadísticas de accidentes de tránsito en el país y muertes por esa causa.

En tal sentido, llamaron a los ministros Ito Bisonó, de Industria, Comercio y Mipymes, Orlando Jorge Mera, de Medio Ambiente y a Jochy Vicente, de Hacienda, a tomar medidas respeto a este sector, ya que a su juicio constituye una competencia desleal al sector empresarial debidamente constituido, así como un peligro para la nación, y que podría generarle un “ruido” innecesario al gobierno del presidente Luis Abinader.

De igual manera, advirtieron al Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación, dar marcha a tras a la solicitud No.1589-2022, hecha por la empresa Conversiones del Caribe, S.R.L con el objetivo de instalarse en la Zona Franca Industrial de Quisqueya sin pagar los impuestos correspondiente, acogerse a los beneficios e incentivos fiscales de la Ley 8-90, e importar vehículos chatarras de Japón y dedicarse a la conversión de guías de vehículos japoneses, lo que según explicaron representa un atentado para la República Dominicana.

Indicaron “El Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación no debe obtemperar a dicha solicitud ya que toda operación de inversión de volante, vulnera las condiciones de seguridad con que dicho vehículo fue diseñado por el fabricante, convirtiéndose en un peligro para sus conductores, y una amenaza para la seguridad pública” explicaron.

Ante esta situación, indicaron que surgen las interrogantes sobre si el fabricante de esas marcas emitiría certificaciones donde se garantice que después de dicha conversión, los vehículos conservarían intactas sus condiciones de seguridad, además, sobre los beneficios que dicha empresa proyectaría aportar al país, qué cantidad de divisas aportaría a la economía dominicana para compensar las exenciones fiscales que recibiría, entre otros aspectos.

“La ley prohíbe la entrada de mercancía que no esté en condiciones para ser comercializada en el país que las produjo, debido a que perdieron las condiciones de seguridad y serían un gran riesgo para el medio ambiente y la seguridad del que los conduciría, también deben tomar en cuenta el riesgo para el país por servir de medio triangular para traer mercancías desechadas en otros países, para luego venderlas a otros países cercanos, por lo que consideraron que el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación, bajo ningún concepto debe buscarle un problemas al gobierno aprobando este tipo de operación” , expusieron los transportistas y concesionarios abordado en torno al tema.

Recordaron, que la Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias viene advirtiendo que los vehículos importados que sufren cambio de volante, no son seguros y pueden causar accidentes de tránsito, poniendo en peligro la vida de las personas a bordo, ya que el 80% de los vehículos usados importados son sometidos a un proceso de cambio de volante de derecha a izquierda, lo que acarrea una serie de riesgos.

La entidad resaltó, además, que al cambiar de lugar el volante se altera el panel y tablero de instrumentos modificando la visión del conductor en relación al ángulo de observación, un área que se vuelve “colapsable” ya que son sumamente importantes para soportar las fuerzas en caso de accidente.

Concluyó en que, al cambiar el volante de un vehículo, se debilita el anclaje por modificación, se anula su mecanismo y el sistema de seguridad pasiva podría fallar, lo que implica un riesgo para los ocupantes.

Apple Store Google Play
Continuar