Adam Silver espera cambios en el Juego de Estrellas del 2018

Por El Nuevo Diario Domingo 5 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO.- El comisionado de la NBA, Adam Silver, admitió que el espectáculo que se vivió en el pasado Partido de las Estrellas, que se disputó en Nueva Orleans, no fue el mejor y adelantó que espera que se hagan cambios para la edición del 2018.

El hecho de haberse "negociado" el premio de Jugador Más Valioso (MVP) con el ala-pívot Anthony Davis, del equipo local de los New Orleans Pelicans, hizo que se cruzase la línea roja de lo éticamente permitido.

El base Chris Paul, de los LA Clippers, y actual presidente del sindicato de jugadores, nada más concluir el partido habló con Silver y valoraron los posibles cambios que se deberían hacer después que el equipo de la Conferencia Oeste ganase por 192-182 al del Este.

"Chris (Paul) me dijo que se necesitaba corregir lo ocurrido", señaló Silver. "Se ha creado la percepción, con fundamento, entre los aficionados que tanto los gerentes generales como los entrenadores les han dicho a los jugadores que se olviden de competir y simplemente lo pasen bien".

El comisionado de la NBA reconoció que eso había que cambiarlo porque no era buena para el deporte del baloncesto ni la imagen de la organización que dirige.

"Tendremos que discutir con el mismo grupo de dueños que negociamos el nuevo convenio colectivo", subrayó Silver. "Es necesario estar unidos para darle una solución al problema".

El comisionado de la NBA adelantó que ya había algunas ideas discutidas como fue la de permitir que sean los capitanes de los equipos los que seleccionen a los titulares y no por el resultado de las votaciones de los aficionados o establecer un tiro de cuatro puntos.

"Debemos reconocer que el Partido de las Estrellas siempre ha tenido la misión de ser algo agradable y divertido para los jugadores y aunque el tiro de 4 puntos no está permitido en la competición de la NBA en este caso concreto podría tener cabida", valoró Silver. "También se podrían establecer un tiro desde la mitad del campo en el último minuto con valor de 10 puntos. No sé. Puede que estas sean ideas locas".

Lo que sí reconoció el comisionado es que aunque en el Partido de las Estrellas no sede un ambiente de playoffs, al menos los profesionales podrían salir al campo y competir.

Silver también dijo que estaba de acuerdo en la posición que habían tomado algunos jugadores y entrenadores como Steve Kerr (Golden State Warriors), Gregg Popovich (San Antonio Spurs) y Stan Van Gundy (Detroit Pistons) en sus críticas hacia la figura del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Me siento muy orgulloso de ellos y lo mismo por los dueños entre los que hay republicanos y demócratas, dado que han expresado sus posiciones políticas", destacó Silver. "Desde dentro de la liga siempre defendemos los valores y principios por encima de una posición política concreta, algo que heredé de David Stern… y mucho más cuando somos una liga con proyección global".

También destacó la posición del alero Carmelo Anthony, de los New York Knicks, por la manera como el pasado verano manejo la situación que se generó con los casos de la presunta brutalidad policial y su aportación de diálogo dentro de la comunidad afroamericana.

Silver también adelantó que se van a discutir posibles cambios en las reglas del juego a través del grupo de estudios que la liga ha formado y que trabajará en aspectos como los tiempos muertos, lo que sucede en los últimos dos minutos y si ellos afectan a la fluidez del juego.

El apartado de las posibles expansiones dentro de la liga y si las habrá en el extranjero, Silver reconoció que Ciudad de México es una sede que la liga estudia con detenimiento dado que existe esa posibilidad, pero la misma no está todavía cercana, a pesar que en el país vecino del Sur ya se han disputado 24 partidos desde 1992.

El comisionado de la NBA discutió sobre la posibilidad de permitir que los jugadores lleven puestos aparatos tecnológicos que les permita controlar la manera como reacciona su físico durante los partidos, pero eso sería algo que decidirán a través de un comité formado por directivos de la liga, representantes de los jugadores y expertos.

Silver también se mostró cuestionó que un equipo pueda pagar a una figura como el alero LeBron James 80 millones de dólares una temporada de los 100 que hay establecidos en el tope salarial.

"No digo que James no se merezca ese dinero o más, lo que considero es que si se llegase a dar el caso, si las reglas lo permitiesen, es que no sería muy justo para el resto de los compañeros del equipo y podría afectar la moral y la dinámica de del juego de conjunto", subrayó Silver, que dijo sentirse "satisfecho" con la situación por la que atraviesa actualmente la NBA.