Activistas en Florida dicen que matar la ley de salud es un retroceso en EEUU

Por EFE jueves 2 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Miami (EE.UU.), 2 mar (EFE).- Trabajadores sanitarios de Florida (EE.UU.) se manifestaron hoy frente a un hospital de Miami en contra de la derogación de la ley de salud que ha prometido el presidente Donald Trump al considerar que es un "retroceso" que afectará a la población "más vulnerable".

"La mayoría de la gente quiere mantener la Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA) porque reconoce que matarla es un enorme retroceso para la salud de todos", manifestó Martha Baker, directiva del sindicato SEIU Local 1991.

Ese grupo, que representa a enfermeras, médicos y otros profesionales del Jackson Health System, el hospital público más grande de Florida, criticó a los congresistas de Florida que apoyan la idea de Trump.

Señaló que ellos se están "moviendo en la dirección equivocada y que los ciudadanos más vulnerables sufrirán las peores consecuencias".

Los manifestantes reiteraron que por lo menos 2,2 millones de personas en Florida se quedarán sin seguro si el Gobierno de Trump deroga Obamacare, como es conocida popularmente la ley impulsada por el expresidente Barack Obama (2009-2017).

El sindicato dijo que es "un mal plan" que se reemplace Obamacare, ya que "reducirá la cobertura a personas mayores, niños, personas con discapacidades y veteranos".

La protesta de hoy hace parte de la gira de dos meses de un autobús que ha recorrido hasta el momento 15 estados para "salvar nuestra salud" y denunciar que unas 30 millones de personas pueden perder su seguro si se deroga ACA.

"La desestabilización de la salud en la Florida amenaza con acabar con el progreso logrado para millones de floridanos, y le costará a los contribuyentes del estado más adelante", advirtió Katy Huddlestun, abogada del grupo Florida Legal Services, que participó en la protesta.

Con Trump en la Presidencia y una mayoría republicana en el Congreso, los conservadores empezaron este año a trabajar en la derogación de la reforma sanitaria, pero aún no hay claridad sobre su reemplazo. EFE

Apple Store Google Play
Continuar