Activista hispana denuncia que racismo eleva deportación de migrantes en EU

Por Patricia Minalla viernes 13 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, MÉXICO.-El racismo y la discriminación se han traducido en un mayor número de deportación de migrantes, 90 por ciento de los cuales son mexicanos, denunció hoy la activista Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla, en inglés).

Salas, quien recibió hoy el Premio Alfonso García Robles otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que los migrantes mexicanos tienen muchos retos en EE.UU, pero atender la discriminación y el racismo es “lo más urgente”.

Denunció que “el liderazgo” del presidente estadounidense Donald Trump ha desatado acciones que promueven ideas contra los mexicanos, como el hecho de que es “menos” y merece el castigo de la autoridad migratoria y de la policía.

“El 98 por ciento de los deportados son mexicanos y con una estancia en Estados Unidos de 25 años; el ataque no es simplemente por ser migrante, sino por ser mexicano, con papeles o sin papeles”, dijo Salas al recibir el premio.

La UNAM entregó el premio Alfonso García Robles a Salas, al alcalde de Los Ángeles (California), Eric Garcetti, a la activista Dolores Huerta, al abogado Kalman Resnick y a la American Civil Liberties Unión.

Al hablar a nombre de los premiados, Salas se pronunció por la unidad de los mexicanos para luchar por una reforma migratoria justa y certeza para los jóvenes favorecidos por la iniciativa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) premió a estos defensores de migrantes por su trabajo a favor de que reciban un trato justo y humanitario en Estados Unidos.

En un auditorio del Colegio de Humanidades de la UNAM, el rector Enrique Graue destacó la “constancia, valor y altruismo” de las activistas, funcionarios e instituciones en defensa de los migrantes en Estados Unidos

Garceti “ha defendido los derechos de casi dos millones de hispanos, garantizando su acceso a la asistencia social, defensa jurídica y proyectos económicos”, destacó la UNAM, máxima casa de estudios de México.

Huerta es una reconocida activista por los derechos laborales, las libertades civiles y la equidad de género; Salas es una pionera en el impulso de la reforma migratoria; Resnick ofrece con su firma de abogados servicios legales pro bono en asuntos de inmigración y ciudadanía, derechos humanos y justicia penal.

La American Civil Liberties Union, que fue fundada en 1920, busca garantizar los derechos de grupos discriminados, indicó la casa de estudios.

El premio, que lleva el nombre de Alfonso García Robles, mexicano premio Nobel de la Paz 1982, representa “un reconocimiento a la paz” que surge del respeto a los derechos humanos, apuntó el rector Graue.