Activan número telefónico para recibir denuncias de violación a derechos humanos

Por El Nuevo Diario miércoles 7 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Bajo el lema “No te quedes en silencio, es tiempo de denunciar la discriminación”, el Observatorio de Derechos Humanos para Grupos Vulnerabilizados (ODHGV) invitó este martes a la población a marcar la línea de auxilio, un servicio telefónico creado para brindar atenciones a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

El teléfono de la línea de auxilio es el 809 200 0286 y está disponible de lunes a viernes desde las 8:30 de la mañana.

Según explicó la psicóloga Diana Escaño, la Línea de Auxilio es un servicio telefónico atendido por profesionales de diversas áreas donde las personas reciben asistencia psicológica, asesoría legal y hacen denuncias sobre violaciones a  derechos  humanos fundamentales establecidos en la Constitución y las leyes.

“Cuando se denuncia una violación a los derechos humanos o cualquier tipo de discriminación de la que haya sido víctima, se está contribuyendo  a ponerle un stop a quienes vulneran nuestros derechos, por eso les pedimos a la población que continúen usando el servicio”, detalló Escaño.

¿Quiénes atienden la línea?

Los profesionales que atienden la línea de auxilio están capacitados en las áreas de: Psicología, Abogacía, Trabajo Social y otros campos relacionados con la defensa de los derechos humanos y la salud mental.

Ofrecen servicio de: asistencia psicológica, legal, orientaciones y referimiento de casos a instituciones competentes, denuncias sobre discriminación  a personas que viven con VIH, trabajadores­­/as sexuales, LGBT, migrantes, personas que viven con discapacidad, usuarios de drogas, entre otros grupos vulnerabilizados.

La línea de auxilio fue creada en 2014 a través de un convenio entre el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) y el Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), quienes decidieron habilitar esa línea en las instalaciones del Observatorio con el objetivo principal de que se convierta en una fuente permanente de recepción de casos de violaciones a derechos humanos para dar respuestas oportunas a cada uno de los usuarios.