Acoso sexual a la mujer en instituciones públicas, epidemia en RD

Por El Nuevo Diario lunes 3 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-En la República Dominicana, el silencio cómplice  ha provocado que el acoso sexual a la mujer en las oficinas  públicas se convierta en   una especie de epidemia que aumenta cada día sin que se tomen acciones  ejemplares para frenar este abuso de poder que desnuda otra oscura realidad en el manejo de  las  instituciones públicas del país.

Luego de muchas denuncias recibidas,  la Secretaría Nacional de la Mujer del Partido Demócrata Institucional (PDI), comenzó a calibrar su gravedad y a hacerse eco de las mismas, tomando la decisión de ejecutar acciones para evitar el empeoramiento de este drama que sufren muchas empleadas públicas que se debaten ante el dilema de la extorsión sexual y la integridad moral, donde el miedo a perder el empleo pende como una espada de Damocles.

Partiendo de esta realidad, la titular de la  Secretaría Nacional de la Mujer del PDI, María Esther de Rodríguez, dijo que  gracias al apoyo del presidente del PDI, doctor Ismael Reyes, se ordenó una investigación sobre el alcance y la profundidad del hecho,  para así  iniciar  una lucha  sin cuartel contra el acoso sexual por parte del  peledeísmo gobernante contra las mujeres que trabajan en las instituciones públicas del país.

Sobre tan triste episodio, de Rodríguez manifestó que  el control absoluto por parte de la cúpula del Partido de la Liberación Dominicana  (PLD), de todos los poderes públicos, con la consiguiente monopolización y acaparamiento de la mayoría de los empleos gubernamentales, ha propiciado como nunca antes en la historia dominicana una ola de acoso sexual contra las mujeres  que van  desesperadas  a las  instituciones públicas en busca de un empleo para poder dar de comer a sus hijos, a lo que también se suman las empleadas de dichas instituciones que ya vienen siendo víctima del desaforado clima de acoso sexual.

“A estas mujeres  las chantajean  para que tengan relaciones sexuales con funcionarios y encargados departamentales, originándose una  situación que raya en un verdadero abuso de poder”, puntualizó la secretaria de asuntos femeninos del PDI.

Expresó  que  las mujeres por miedo a perder su empleo, única forma que tienen de sustentar a sus familias,  sufren impotentes y en  silencio el acoso sexual a que son sometidas,  porque se sienten indefensas producto de la falta de mecanismos efectivos  para hacer las denuncias  y  lograr  la condena de los  superiores que  muchas veces actúan como pichones de dictadores que se aprovechan de su posición de poder para tratar de convertirlas en víctimas de sus ansias  sexuales enfermizas.

En este orden, instó a que las mujeres sigan contactando a la Secretaría de la Mujer del PDI, con las pruebas del acoso que han sufrido en las instituciones públicas del país, con la seguridad de que  tendrán todo el apoyo  necesario por parte de la dirección política del PDI,  y que sus denuncias serán atendidas por un equipo de abogados y abogadas del partido, quienes harán todo lo necesario para que sean castigados, por ante los tribunales de la República, todos los responsables.

Pidió a las mujeres afectadas por acoso sexual en las oficinas públicas a  acudir a las oficinas de la Secretaría Nacional de la Mujer, ubicadas en la Sede Central del PDI  en la calle Gustavo Mejía  Ricart número  6, del ensanche El millón, en el Distrito Nacional, donde recibirán toda la atención necesaria.

En tal sentido, la Secretaría Nacional de la Mujer del PDI  realizará en los próximos días  una rueda de prensa, donde se darán mayores informaciones sobre la  realidad que ha revelado la investigación de esta problemática en los organismos públicos, así como detalles sobre la articulación y planificación de la lucha con el objetivo de contribuir  a frenar ese terrible flagelo, lo cual se sintetiza en la consigna de: Cero acoso sexual en  las instituciones públicas.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar