Acompañen al presidente en la defensa del gobierno

Por Luis Anibal Medrano S

Necesariamente se hacía urgente el inicio de la gran tarea de refundar el Estado para ponerlo al servicio de las personas. Indudablemente este se tenía que cambiar y dar paso a la eliminación del grotesco clientelismo e instaurar los derechos ciudadanos.

Muchos dominicanos acostumbrados al formato tradicional, perjudicial y obsoleto de gobernar el país, se resiste al cambio que llegó, algunos de manera silenciosa y otros produciendo ruidos por encargo, ya sea por intereses políticos partidarios o por la retranca mental que le impide aceptar la realidad, la necesidad, la obligatoriedad si se quiere, de hacer cada día más el cambio como realidad nacional.

Lo bueno es que tenemos un presidente con todo un equipo de funcionarios que está firmemente decididos a construir ¨una visión innovadora de la democracia, centrada en el pluralismo, la diversidad y la participación¨. En esa dirección, la titánica labor que realizan se encamina a ¨reformar y modernizar las instituciones estatales, fortaleciendo la transparencia, la profesionalización, la rendición de cuentas, y la eficiencia administrativa de todos los órganos del Estado¨.

 

Muchos no se percataron de lo que se aproximaba, y el candidato de entonces y hoy presidente de la República, Lic. Luis Abinader, lo anunciaba en sus comparecencias en los medios de comunicación en sus diferentes modalidades. Algunos comunicadores que no aceptaban como cierto los propósitos, el contenido, las metas de un programa de gobierno poco usual que generaba dudas en el sentido de que no era lo que se estilaba. Pero el cambio llegó, se instaló y se está solidificando de manera tal que al final del tiempo que constitucionalmente el primer mandatario pueda utilizar, los resultados excelentes que se vislumbran establecerán un antes y un después de los gobiernos del presidente Luis Abinader.

 

Bajo tres principios constitutivos del desarrollo futuro se basa la propuesta de cambio que implica el desarrollo involucra una relación de poder que garantice los derechos; las capacidades y oportunidades se construyen donde reside la gente, porque las políticas territoriales son un elemento integral del desarrollo y el desarrollo no es una aventura personal. En esos términos explica el programa de gobierno del Cambio, programa que muchos no se detuvieron a estudiar, por la razón que fuese, pero que contiene los elementos que justifican la forma correcta y necesaria de ejercer el gobierno del presidente Luis Abinader.

 

Tenemos sobradas razón al señalar que si la alta dirigencia de los diferentes territorios del Partido Revolucionario Moderno (PRM), no sólo el presidente nacional o la secretaria general nacional,  programa de gobierno en mano salieran a explicar, a evangelizar lo que sucede y como está beneficiando y seguirá beneficiando aún más al país, que las transformaciones que se están realizando son más que necesarias, los pocos pero ruidosos disgusto a lo interno que se extrapolan a lo externo, no existieran.

 

Veamos la síntesis que extraída del documento referente de este artículo donde se presenta el concepto del cambio que viene ejecutando el gobierno encabezado por el licenciado Luis Abinader: a) Un verdadero poder ciudadano que actúe de contrapeso y fiscalice los poderes públicos, b) Una nueva forma de hacer la política, c) Una capacidad productiva basada en la innovación tecnológica y organizacional, que genere empleos, inclusión social, divisas y se esparza en el territorio, d) Transformar al Estado Dominicano para convertirlo en un ente transparente, eficiente y eficaz.

 

Al ritmo que vamos, tarde o temprano, y luego de pasar las diferentes situaciones adversas que ha tenido que enfrentar el gobierno, se irán viendo los frutos cosechados por un gobernante que decidió arreglar todos los entuertos heredados de una incorrecta administración del Estado para dar paso a lo que todos los dominicanos nos merecemos, un país vivible en todos los sentidos.

 

Si se debe solicitar, o más bien reclamar, que los funcionarios dirigentes políticos o no, acompañen al presidente en la defensa del gobierno ya que tienen dos formas de realizar esa defensa, la primera realizando una buena administración de lo asignado y segundo, promoviendo con los medios a su alcance los logros y virtudes del accionar diario del gobierno de todos los dominicanos, del gobierno del Cambio.

 

Aprobado…

 

Por Luis Aníbal Medrano S.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar