Acción Cristiana aboga por la preservación de valores en la familia

Por Ramon Ramos lunes 28 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El presidente de Acción Cristiana, Tony Flaquer, abogó este lunes  por la preservación de los valores de la familia, como una forma de construir el país que tendremos mañana.

Durante una visita que giró al director de este diario, Persio Maldonado Sánchez, Flaquer subrayó la necesidad de que se preserven valores o conductas éticas y morales como  honestidad, integridad, trabajo, patriotismo y la dignidad de la mujer dominicana, y que de ello depende lo que seremos mañana como nación.

“En los últimos años, hemos visto como hay un ataque frontal contra los valores que han fundamentado la nación dominicana por parte de los grupos que promueven una “nueva revolución moral”, entre ellos, los grupos LGBT y grupos abortistas”, observó.

“Ciertamente respetamos las preferencias sexuales de todas las personas, pero estamos en contra de la imposición por vía de legislación de esas ideologías. Y es por ello, que nos mantenemos vigilantes ante un sin número de leyes en el Congreso Nacional que están pendientes de ser conocidas por las cámaras legislativas y que pretenden ser utilizados por estos grupos para introducir por ahí la ideología de género como un caballo de Troya”, expresó el presidente de Acción Cristiana, que estuvo acompañado durante su visita de la abogada Sharín Pablo de Roca y la ginecóloga Noemí Guerrero.

Abogó por una educación sexual que tome en cuenta el punto de vista biológico y adecuada a la edad del niño, tarea para la cual considera de suma importancia involucrar a los padres, “ya que son los padres los responsables primarios de esta educación en el seno del hogar familiar”.

Manifestó que la labor de las escuelas es de apoyo a  esta educación que realizan los padres y debe ser llevada a cabo en consenso y previo conocimiento y aprobación por las asociaciones de padres.

Dijo que Acción Cristiana también se ha mantenido vigilante ante las discusiones del proyecto de Ley de Código Penal, abogando por el respeto a la inviolabilidad del derecho a la vida, que “es el derecho fundamental del ser humano, un ser único en singularidad y dignidad, de donde emanan todos los demás derechos”.

“Todo y cada ser humano tiene el mismo derecho a la vida. Una vida no vale más que otra. Todos somos iguales y tenemos los mismos derechos y prerrogativas legales, independientemente de nuestro sexo, color, edad o discapacidad”, apuntó Flaquer.

Añadió que “los no nacidos comparten nuestra naturaleza humana y por ende son sujetos de los mismos derechos que sus madres. Así lo consagra nuestra Constitución en su artículo 37: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción  hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse en ningún caso, la pena de muerte.”

Manifestó que no solo nuestra Constitución, sino que los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos también lo consagran.

Señaló que el artículo 4 de la Convención Americana de Derechos Humanos claramente establece que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida y este derecho estará protegido por la Ley y en general a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.”

Manifestó que el  proyecto de Código Penal, tal y como fue aprobado por el Congreso Nacional, en su artículo 110 contempla la protección para la vida de la madre, cuando ésta corre peligro, al igual que la de su bebé y garantiza la protección legal para el ejercicio médico responsable y ético del profesional de la salud.

 “El  aborto no es un derecho, es un crimen”

“Si como sociedad negamos el valor de la persona o subordinamos este valor a consideraciones pragmáticas o utilitaristas, destruiremos las bases más elementales de las defensas que salvaguardan nuestros propios valores fundamentales”, advirtió Flaquer, tras destacar que la  responsabilidad de defender la vida es de todos.

Sostuvo que el Congreso dominicano está llamado a legislar en defensa de los más débiles e indefensos, sin consideraciones políticas ni mediáticas, en favor de un país donde la gran mayoría defiende y promueve la vida.

Aseguró que en los países en los que se ha permitido el aborto en algunas circunstancias, posteriormente se ha introducido el aborto abierto.

Dijo que se ha querido manipular la discusión sobre el aborto a pesar de que la Constitución  tiene garantizado el derecho a la vida e incluso protege al médico cuando haya dilema al tratar de salvar al hijo o la madre.
“La vida de la madre es tan valiosa como la de la criatura”, señaló, tras recordar que el artículo 110 de la Constitución regula la intervención médica en estos casos.

Entiende que es doloroso el trauma de una mujer que haya sido violada, tras afirmar que también este persiste cuando las mujeres abortan.

Cree que no se puede castigar a una criatura porque haya sido producto de una violación porque en todo caso a quien debe castigarse es al violador. Flaquer señaló que la criatura es objeto de derechos, más aún porque está en condiciones de vulnerabilidad.

Sugirió al Estado dominicano construir casas de acogida para aquellas mujeres que no quieran dar a luz a un hijo, ya que existen muchas personas que desean adoptar un niño.

Entiende que de la posición que se asuma con relación a estos valores va a depender lo que seremos en lo adelante como nación, por lo que Acción Cristiana continuará levantando su voz en defensa de quienes no tienen voz.

Flaquer dijo que Acción Cristiana quiere despertar la conciencia colectiva de los dominicanos para que “nos acompañen en esta lucha moral y patriótica”.