Abogado dice expedientes contra acusados caso Odebrecht son insostenibles

Por El Nuevo Diario miércoles 14 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El Ministerio Público se precipitó a solicitar coerción contra los imputados en el caso Odebrecht solamente apoyándose en declaraciones de testigos premiados en Brasil que no contienen imputaciones directas de aceptación de soborno contra ninguno de los encartados, lo que haría insostenible el expediente a menos que se presenten pruebas concluyentes.

La afirmación la hizo el licenciado Edison Joel Peña, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Santo Domingo, quien observó que ninguno de los funcionarios de Odebrecht declarantes asegura que los imputados recibieron pagos por servicios en beneficio de la constructora brasileña.

Peña fue entrevistado por los periodistas Manuel Jiménez y Angel Barriuso en el programa  Propuesta de la Noche, que se transmite por Digital 15.

Dijo que en el caso del ingeniero Temístocles Montás y de otros imputados “el delator premiado, en este caso Marcos Vasconcelos Cruz, no puede afirmar que dio o que tiene constancia de que se haya entregado soborno” a personas para beneficiar a Odebrecht con contratos de obras.

“Yo creo que el Ministerio Público se apresuró a llegar a un acuerdo con Odebrecht y en este acuerdo el Ministerio Público necesitaba que Odebrecht o sus empleados o funcionarios le dijeran algo y esas personas, que no tenían nada que decir, sino lo que recordaban haber escuchado, declararon cosas que no imputan a nadie”, precisó el jurista.

Expresó que las medidas de coerción dispuestas por el juez de Instrucción Especial Francisco Ortega Polanco sorprendieron a la comunidad jurídica. En cambio, defendió la calidad del trabajo de los representantes del Ministerio Público, porque ellos tenían que trabajar en base a los documentos que tenían en su poder y su participación en la audiencia no significa que hayan participado en la investigación.

Criticó el hecho de que se impusiera la medida de coerción extrema que es la privación de la libertad y máxime que se hiciera partiendo de testimonios de delatores premiados que no hacen acusaciones específicas contra ninguno de los imputados.

“Las medidas de coerción no pueden tener fines represivos propios, es decir,  no pueden constituirse en una pena anticipada, y no se puede meter presa a una persona para luego investigar. Se supone que primero usted investiga, obtiene las pruebas suficientes y luego, en vista de que estas personas pueden ser un peligro para las demás, entonces solicita medidas de coerción, de las cuales la prisión es la última opción”, señaló el jurista

Dijo que ahora el Ministerio Público necesita otras pruebas para poder completar la investigación. “El Ministerio Público tiene muy buen personal y esos investigadores podrían hacer un buen trabajo, pero tiene una situación difícil porque las declaraciones de estas personas no están respaldadas por ningún otro elemento de prueba, hasta el momento”.

A juicio de Peña, es muy posible que el Ministerio Público necesite más de ocho meses para completar su investigación, porque hasta ahora solo tiene el testimonio de delatores premiados que no aportan ninguna prueba.

A su juicio, Ángel Rondón es la ficha más importante que puede tener el Ministerio Público para su investigación, porque es él quien podría asegurar si dio sobornos a las personas imputadas. Se recuerda que desde el principio de las indagaciones Rondón ha negado haber pagado sobornos.

Expresó que sin Ángel Rondón, el Ministerio Público se queda únicamente con el testimonio premiado de los funcionarios de Odebrecht, que solo hacen suposiciones y no formulan acusación directa sobre el alegado pago de sobornos.

El jurista, profesor de Derecho de la UCSD, dijo que la sociedad dominicana tiene perfecto derecho a pedir que se castigue la corrupción, pero no debe pretender que se condene a gente sin pruebas y sobre la base de injusticias.

 

 

Apple Store Google Play
Continuar