Abinader y la Burocracia: Tan neoliberal como Leonel y Danilo

Por Francisco Rafael Guzmán

Si escuchamos el discurso que en estos momentos tiene el actual presidente de México, Antonio Manuel López Obrador, los cuales aparecen en videos que se han hecho virales, llegaríamos a decir que tiene un discurso de matiz anti neoliberal. Qué bueno sería si la humanidad después de tan oscura noche del neoliberalismo que vivimos y viviéramos una aurora de menos desigualdades y más justicia. Sin embargo, de yugo tan pesado no podremos salvarnos tan fácil, nada más hay que ver que el propio presidente mexicano entre sus propuestas de que a los grandes ricos se le grave con impuestos para sacar a millones de humanos de la indigencia propone que el FMI y el Banco Mundial administren esos recursos y los repartan a los pobres.

El FMI es el gran propiciador de la vigencia del neoliberalismo, mientras el Banco Mundial es la entidad que presta dinero para proyectos sociales y recomienda políticas de privatización de la educación. No se puede esperar peras de los olmos pero de los perales sí. El presidente de México parece cándido en sus propuestas.

En su discurso en la sede de la ONU en Nueva York hace unos cuantos años, el ex presidente de Libia llegó a decir que esa organización creada después de la Segunda Guerra Mundial para garantizar la paz no había logrado ese objetivo. Contaba Gadafi 65 guerras que se habían producido, después de esa contienda bélica que azotó la paz en el mundo y hasta el momento de su discurso, con costos de millones de vidas humanas. Cuestionaba el líder libio la forma antidemocrática con se manejaba la ONU.

Hay que preguntarse: ¿Cuál es la esencia de la democracia liberal que pregonan los líderes capitalistas occidentales? El interés por asesinar a Gadafi era porque no era un aliado, pero precisamente un no aliado que no creía en tantas desigualdades, el cual supo resolverles muchos problemas a los libios, sobre todo con la construcción de un gigantesco acueducto a partir del hontanar de aguas subterráneas de reservas las profundidades del desierto, con una inversión de US$ 25,000, 000,000. Esto último, fue lo que no soportaron quienes le asesinaron.

En nuestros países occidentales y capitalistas la democracia consiste en elegir representantes. Entre ellos el presidente de la República, los congresistas, los alcaldes y regidores, pero la opinión de los ciudadanos sobre los asuntos importantes no cuenta. Se trata de que lo que cuenta son los notables, los cuales a veces no están aptos para ocupar los curules que ocupan, porque muchas veces no saben ni quienes eran hermanos de Duarte, ni la esencia de la Trinitaria y ni no pueden razonar del impacto de un decreto o de una ley.

Algunos no son ignaros, pero a veces están contaminados por los ignorantes, el fanatismo político y la política clientelar. Por ejemplo, una joven senadora que luce muy capaz, Faride Raful, propuso la eliminación de 58 instituciones (prefiero llamarla entidades) estatales, la que parece muy buena intención, porque el objetivo es ahorrar más de 15, 000, 000,000 de pesos, pero no parece que ella pensara en todas las consecuencias. Verbigracia, una de las entidades que plantea eliminar es el INAZUCAR, no sé si fue eliminado como el CEA, que ya este último si fue eliminado, pero el edificio de INAZUCAR ya está siendo ocupado por una nueva entidad que es la que servirá de enlace entre el Estado y las empresas privadas, o sea, de ese anatema que se llama alianza público-privada. Creo que el nombre es Dirección General de Alianzas Público-Privadas.

Esto significa que para eso hay que tener un lujoso edificio de varios pisos, porque fue remodelado para tal fin, nada bueno traerán esas alianzas pero si favorecerán al gran capital, a los multimillonarios, a la gran burguesía que no sacia su voracidad. Pero además, ahí habrá una gran cantidad de funcionarios, en lugar de los de INAZUCAR. Hay comunicadores de la radio y la televisión que han sido nombrados para laborar en el gobierno, según informaciones que aparecen en las redes, algunos en cargos no muy bien definidos y hasta ponen a pensar en rol a desempeñar por los mismos.

Han sido nombradas algunas comunicadoras muy conocidas a través de los medios, según apareció en las redes, con sueldos muy lujosos de hasta más de un millón de pesos (se supone que mensual). Precisamente las que tanto hablaban de corrupción, cobrando sueldos que no pueden justificar. Entonces, se puede hablar de ahorros con ese proceder de Abinader, que da señales de creer mucho en el poder mediático, el cual habría que considerarlo como un poder fáctico, porque no es la voluntad ciudadana lo que cuenta para gobernar si no la fuerza.

Quien tiene en su mano el control tiene el poder, el cual se basa en la fuerza pero no en la autoridad. Abran los ojos Tony Raful y Faride su hija, porque el PRM optó por el Gran capital y para este la democracia liberal lo que menos importa es la democracia liberal si no las grandes ganancias, porque aquel tiene grandes fauces. No creo podrá haber el mis mínimo bienestar con un gobierno que hable de alianzas público-privadas, cuando se sabe que favorecerán al capital privado, sobre todo al gran capital. Con el gran capital y ni con las inversiones extranjeras en la economía de servicios, en maquiladoras y en la mega minería no se podrá contar para el bienestar.

El autor de este articulo entiende que la industria azucarera no debió llegar a donde llegó, ni el CEA debió desaparecer, ni sus ingenios y ni creo que el edificio de INAZUCAR, inaugurado en el gobierno de Guzmán, aunque no sé si lo inicio Balaguer, no debió ser tomado para los fines de que se tiene hoy día. Con la ley Número 618, del 16 de febrero de 1965, Gaceta Oficial Núm.8929, se creó el INAZUCAR, según el Listín Diario de hoy. Este organismo regularía el mercado interno del azúcar. Con relación a la desaparición del CEA y los ingenios del azúcar, desafortunadamente, Bosch y Peña Gómez quizás fueron los primeros en referirse a que la industria azucarera no tenía futuro, por lo que algún modo directamente o indirectamente su discurso influya en ese destino. Hoy y desde hace mucho tenemos sirop de maíz importado como edulcorante sustituto y no tenemos gran producción de azúcar ni tenemos ingenios estatales.

Por Francisco Rafael Guzmán F.

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar