Abás dice EEUU apoya voluntad del Likud de anexar colonias en Cisjordania

Por EFE lunes 1 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN.- El presidente palestino, Mahmud Abás, condenó hoy la decisión del partido Likud de anexionar los asentamientos israelíes de Cisjordania argumentando que Estados Unidos es cómplice de este paso, en un comunicado de la agencia de noticias oficial palestina Wafa.

Abás dijo que la votación del Likud “no pudo haber sido decidida sin el pleno apoyo de la administración norteamericana, que se ha negado a condenar los asentamientos israelíes así como los ataques sistemáticos y crímenes de la ocupación israelí contra el pueblo palestino”.

El mandatario palestino añadió que esa decisión es “parte del plan de Israel de borrar los derechos inalienables” de su pueblo.

“Esperamos que este voto sirva de recordatorio a la comunidad internacional de que el gobierno israelí, con el pleno apoyo norteamericano, no está interesado en una paz justa y duradera. Al contrario, su objetivo principal es la consolidación de un régimen de apartheid en toda la Palestina histórica”, añadió.

La resolución del Likud, votada anoche, decía: “Cincuenta años después de la liberación de Judea y Samaria (Cisjordania), y con Jerusalén, nuestra eterna capital, el Comité Central del Likud llama a sus delegados a trabajar para permitir la construcción sin obstáculos y extender la ley y soberanía israelí en todas las zonas de asentamientos liberados en Judea y Samaria”.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, estuvo ausente de la reunión del comité de su partido en Lod de anoche.

Netanyahu se suele oponer a este tipo de declaraciones por parte de las instituciones de su partido, aunque en los últimos meses ha apelado a la base más a la derecha del Likud que tiene este tipo de iniciativas.

La decisión del Likud no es vinculante para el primer ministro.

La oposición política israelí ha reaccionado hoy contra la resolución del Likud condenándola.

La comunidad internacional considera que los asentamientos que Israel ha construido en la tierra capturada en la Guerra de los Seis Días, de 1967, son ilegales.

Israel argumenta que le unen lazos bíblicos e históricos a Cisjordania, además de tener motivos de seguridad.

En la zona viven 2,8 millones de palestinos y unos 400.000 colonos, y los palestinos quieren establecer un estado en Cisjordania y Gaza con Jerusalén Este como su capital.

En 1981 Israel aplicó la ley civil en los Altos del Golán, capturados a Siria en 1967, anexionándoselos de facto, sin el reconocimiento internacional.

Los asentamientos israelíes son uno de los puntos principales de conflicto israelí-palestino, y las conversaciones de paz llevan congeladas desde 2014.

 

Apple Store Google Play
Continuar