A un mes de desmantelada red de narcotráfico, autoridades no dan con paradero presunto líder

Por Francia Valdez jueves 19 de septiembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- A un mes de desmantelada la estructura de una supuesta red de narcotráfico y de lavados de activos, con 15 de personas bajo arresto, otras dos extraditadas los Estados Unidos, país a donde era envida la droga, y más de más de 10 negocios clausurados, las autoridades aún no dan con el paradero de César Emilio Peralta (César el Abusador), sindicado como el que lideraba la organización.

Entre los apresados, incluso, con distintas medidas de coerción está la pareja del cabecilla prófugo, Marisol Franco, quien esta semana fue llevada a la cárcel modelo de Najayo Mujeres, luego de que el juez de la oficina de Atención Permanente, Alejandro Vargas, le dictara medidas de coerción.

Franco fue apresada luego de dos allanamientos a su residencia y tras su arresto, circuló el rumor de César el Abusador estaría negociando con las autoridades su entrega.

Incluso, trascendió que el sindicado por las autoridades como líder de la presunta estructura criminal, habría condicionado su entrega a que fuera extraditado inmediatamente hacia los Estados Unidos.

Tras el operativo de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el pasado 20 de agosto y en el que fueron apresados tres de sus cabecillas, se elevó a 15 el número de personas encarceladas con distintas medidas de coerción.

En ese momento, al dar a conocer la acción de las autoridades, el  magistrado Jean Alain  Rodríguez dijo que debido a la complejidad, alcance de la red, su forma silente de operar, y sobre todo que la actividad se desarrollaba en más de un país, solicitaron y recibieron la cooperación del Gobierno de los Estados Unidos en esta investigación, sosteniendo numerosas reuniones de planificación, estratégicas y operativas, fuera y dentro del país, con agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA), el Bureau Federal de Investigación (FBI), la División Especial de Investigación de Crimen Organizado Transnacional y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en las cuales explicó que intercambiaron exitosamente información sobre las investigaciones realizadas por ambos países.

La Procuraduría ha calificado esta estructuras de narcotráfico como una de las más importante de la región del Caribe, Estados Unidos y la República Dominicana, cuyos miembros utilizaban el territorio dominicano como puente para el tránsito e ingreso ilícito de drogas a los EE.UU. provenientes de América del Sur.

En los allanamientos de la madrugada del martes 20, participó un equipo de más de 700 personas, conformado por más de 50 fiscales de carrera, auxiliados por 150 servidores de apoyo y más de 500 agentes de la DNCD y efectivos del Ministerio de Defensa, y contando con las debidas órdenes judiciales.

Los primeros en ser arrestados ese día fueron Baltazar Mesa, alias Baltazar o El Maestro; José Jesús Tapia Pérez, alias Bola Negra, Bola, Boludo o Juan Carlos López y Sergio Gómez Díaz, alias Sergio René Gómez Díaz, considerados cabecillas principales de la red criminal que dirigía César el Abusador.

Desde ese mismo instante, hace un mes, el jefe del Ministerio Público informó que estaban persiguiendo activamente a César el Abusador.

Detalló que a esta red también están vinculadas Yeimi Verónica Núñez Rodríguez (prófuga), Natanael Castro Cordero y Edward Patricio Montero Cabral, así como Rodolfo Cedeño Ureña, Alan Gilberto Bueno Alcéquiez, Rafael Reyes, Pablo Antonio Polanco Mateo, Roberto José Cáceres José, Yadher Rafael Jáquez Araújo, Heriberto De La Cruz Pérez, José Bernabé Quiterio, Lidio Peña Mota, Ana Gregoria Pérez Then, Manuel Sánchez Pérez y Obispo Féliz Lorenzo, entre otros.

De acuerdo a lo explicado por el procurador Rodríguez, parte de la droga manejada por esta poderosa red criminal también permanecía en el país, donde era distribuida a diversos puntos del territorio nacional.

Señaló que por más de dos décadas César el Abusador estuvo involucrado en el negocio de las drogas en el país y Estados Unidos, iniciándose como miembro de las organizaciones criminales de conocidos narcotraficantes del pasado como Rolando Florián Féliz, Pascual Cordero Martínez, alias El Chino, Manuel Mesa Beltré, alias El Gringo, y Quirino Ernesto Paulino Castillo.

Indicó el Procurador que con el paso de los años, y a medida que sus jefes eran sometidos a la justicia, César el Abusador aprendió de estos reconocidos capos, logrando ascender entre los rangos hasta ocupar el vacío dejado por ellos, creando una compleja estructura criminal que utilizaba para la compra de voluntades y actuar al margen de la ley y en impunidad.

Anuncios