A modo de reflexión 

Por Fernando Peña

Veamos…Confianza: Seguridad de que se cumplirá una expectativa. Honestamente, ustedes creen que entre Fiquito Vásquez y Miguel Vargas, en término político partidario y en la sociedad dominicana y sus poderes fácticos, ustedes creen que el amigo Fiquito genera más confianza, esperanza, fe, certeza, expectativas, seguridad, ilusión que el presidente y líder del PRD, Miguel Vargas.

Es una tozudez, una sin razón pensar eso. Los arraigos de ambos son incomparables, sin denostar a nadie, no es posible imaginar hacer una comparación.

Creo, sin lugar a equívoco, que Fiquito ha llevado su aspiración de ser presidente del PRD, digamos que legitima, por mal camino, visión y lucha.

El objetivo no debió ser enfrentar y denostar al líder del PRD, Miguel Vargas. No.

Debió, él y sus amigos, integrarse a las tareas institucionales del PRD, a su agenda, y desde el trabajo constructivo, de organización, adecuación y crecimiento partidario aspirar a la presidencia del PRD.

Seguir el viejo esquema, de chisme, descalificación, denostar al presidente del PRD, no le suma ni dentro ni fuera de la organización.

Si va a una contienda interna con ese esquema será derrotado.

Debe Fiquito cambiar, integrarse al trabajo institucional, variar su discurso, reunirse con el líder del PRD, Miguel Vargas, en armonía y paz llevar una competencia interna por sus aspiraciones, trabajar para el crecimiento y fortalecimiento del partido blanco.

Para mi que algunos de los que están alrededor del amigo Fiquito Vásquez lo están llevando a una derrota total, son los que a diarios desarrollan una campana en las redes de ataques personales, de vileza e injuria contra el líder del PRD, Miguel Vargas.

Piensa bien amigo Fiquito, no es como se comienza es como se termina, las luchas, los desvelos pueden ser enterrado para la historia dependiendo como termine tu vida política y partidaria.

 Por Fernando Peña 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar